"Mean Girls" te explica en GIFS la violencia entre mujeres

A propósito del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, mostramos cómo las mujeres pueden ser crueles entre ellas.

Por Luz Lancheros 

"Ojalá pudiéramos hornear un pastel hecho de arcoíris y sonrisas. Y todas pudiéramos comerlo y ser felices". 

Imagen foto_00000001

Eso no pasa en muchos entornos laborales y escolares, donde las mujeres conviven entre ellas. Y donde, como bien dice Cady Heron, protagonista de "Mean Girls"  toda acción es a traición para la persona que es distinta al grueso de un grupo en particular.

Imagen foto_00000002

Excluir, apartar, y sobre todo, hacer sentir a una mujer en específico como alguien que no "encaja" en cierto ambiente, son acciones hechas para disminuir a la mujer que por ser atractiva, inteligente o destacada, causa envidia y resentimiento a las otras.

 Imagen foto_00000003

Y por supuesto, el hecho de hablar con indirectas o a espaldas de la mujer en cuestión también es una táctica recurrente.

 Imagen foto_00000004

Así que todo pueden ser halagos… y al mismo tiempo puñaladas por la espalda.

 Imagen foto_00000015

 

Esto ocasiona que la respuesta frontal sea menos común socialmente hacia la agresora, que puede llevar al límite a su víctima.

 

Imagen foto_00000005 

Los valores que más se ponen en juego en este tipo de prácticas son la belleza/inteligencia, riqueza/estilo/ éxito profesional y sentimental que tenga la victimaria y también su víctima.

 Imagen foto_00000006

Entonces, si la mujer criticada en cuestión no cumple con roles tan rígidos e irreales, será inevitablemente criticada y comparada con las otras.

 

Imagen foto_00000011 

Aunque no siempre se ven ataques sutiles. Actualmente, algunas mujeres son mucho más agresivas que otras a la hora de encarar a su "competencia".

 

Imagen foto_00000007

Y pueden llegar a ser más hirientes que los hombres, sobre todo en el ámbito verbal.

 Imagen foto_00000009

Sobre todo, en grupos, algunas pueden llegar a tener más poder que otras y tener dominación mayor si vienen de entornos agresivos.

 Imagen foto_00000008

 

Así lo afirma Wendy Craig, profesora de psicología en la Universidad de Queens y científica co-directora de Prevnet. Las niñas solo quieren ganar aceptación en el grupo y por eso no toman represalias.

  

Imagen foto_00000010

Aunque también existen confrontaciones físicas.

Imagen foto_00000014 

Este fenómeno también se conoce como "Wollying". Y este no solo se vive en ambientes escolares, sino también laborales u otros donde las mujeres tengan grupos de reunión.

 

Imagen foto_00000012

Esto muestra que las mujeres también son violentas para con sus congéneres, así como los hombres. Como decía la maestra Norbury: "Deben dejar de llamarse entre ustedes perras y zorras, porque esto hace que los hombres crean que está bien llamarlas perras y zorras".

 

Imagen foto_00000016