Javiera Parada: “Hillary es la persona más preparada que ha habido nunca para la presidencia de EE.UU.”

La Coordinadora de Asamblea Constituyente (AC) del partido político Revolución Democrática (RD) viene llegando de New York y nos cuenta cómo vivió el proceso previo a las elecciones en EE.UU.

Javiera Parada es conocida en el medio chileno por su participación en política, primero desde el comando de Michelle Bachelet en 2013, al cual renunció por la falta de primarias parlamentarias, luego como Agregada Cultural en EE.UU. y actualmente por su labor como Coordinadora de Asamblea Constituyente (AC) en el partido político Revolución Democrática (RD) cargo al que se encuentra totalmente dedicada.

En el marco de la elección presidencial norteamericana, conversamos con ella para que nos contara cómo vivió el proceso de primarias, el cuál pudo experimentar muy de cerca por estar viviendo en EE.UU. mientras cumplía su cargo como agregada cultural de Chile.

Además, viene recién llegando de un nuevo viaje a New York donde vio la expectación que existe en el país del norte sobre los resultados de esta, una de las elecciones más peleadas y mediáticas de las últimas décadas.

-¿Qué opinas de lo que está pasando hoy en EE.UU.? ¿Cómo ves el panorama político?

Estoy muy expectante. La verdad es que yo, antes de llegar a vivir a EE.UU. no conocía mucho su realidad. Había ido solo una vez en la cual quedé impresionada. Y es que yo viví siempre rechazando todo lo que tuviera que ver con ellos debido principalmente a su nefasta política exterior y su historia con Latinoamérica. Pero cuando uno conoce EE.UU. por dentro se da cuenta que es mucho más y que finalmente también es un país que ha conquistado los derechos civiles, donde las minorías y la diversidad tienen un espacio y son respetados, donde los pueblos indígenas han conseguido cierto grado de autonomía bien impresionante si por ejemplo lo comparamos con lo que tenemos en Chile, donde el respeto al otro es parte de la cultura. En estos dos años yo aprendí a respetar mucho la historia de EE.UU. Y al mismo tiempo tuve la súper oportunidad de ver todo el proceso de las primarias. El sistema político en EE.UU. es muy distinto al nuestro, partiendo por el electoral.

Pero además los norteamericanos son expertos en debates, en el colegio hacen competiciones, tienen entrenado el músculo, no le tienen susto. Si bien ahora Trump es como la máxima amenaza, en las primarias republicanas él parecía ser la persona más centrada. Los que competían con él eran fanáticos religiosos, fanáticos de las armas, ¡gente que niega la evolución! Para poner en perspectiva esto, Trump más allá de su exabrupto es lo más cercano a un centro político en el Partido Republicano. Todos los demás eran gente como de la Edad Media.

Por otro lado, vi lo que ocurrió en el movimiento que se creó en torno a Bernie Sanders que fue súper interesante porque logró convocar a mucha gente que no se había sentido representada por el Partido Demócrata.

Además, me invitaron a uno de los debates demócratas donde estaba Hillary y Bernie que fue muy interesante. Entonces, al ver esto desde un poco más cerca, se entienden otros matices dentro del mismo partido donde hay gente que tampoco se siente representada por Clinton. Y estoy preocupada porque la verdad no hay ninguna certeza de que gane ella, estuve la semana pasada en EE.UU. y va a ser peleado. Espero con toda mi alma que gane Hillary porque de lo contrario es una bofetada a la humanidad. Aunque yo creo que todos deberíamos poder votar en las elecciones norteamericanas porque finalmente nos afecta a nivel mundial.

-En el peor de los casos, ¿cómo crees que influiría Donald Trump en el tema cultural para EE.U. y para el resto de los países?

Ya hemos visto como EE.UU. ha gobernado con la ultraderecha, pero claramente habrá retrocesos sobre los derechos sexuales reproductivos, sobre la diversidad, sobre los inmigrantes y, en general, un montón de derechos que la sociedad ha logrado y que con Trump se ven amenzanados. Sucesos como este van a ir ocurriendo mientras se vayan acentuando las desigualdades y la gente que se sienta excluida del sistema. Lo terrible que pasa con Trump más que su discurso neofascista es que representa a mucha gente que se siente fuera del sistema, que este no se preocupa de su vida y eso es lo que hay que analizar, más que su brabuconería y su ordinariez discursiva, es que cada día hay más gente que cree que para proteger su vida debe echar a su vecino. Lo mismo pasa en países europeos que están eligiendo ultraderechistas como representantes.

-Pareciera que el pueblo norteamericano igualmente sigue avanzando y lucha por su identidad a pesar de quien los dirija.

Puede ser, pero por ejemplo el ObamaCare, es un proyecto muy importante para gran parte de la sociedad pobre en EE.UU. Mucha gente que se vio perjudicada con la crisis de los 90’ lo agradece y lo utiliza. Han habido ciertas conquistas que van a perderse si gana Trump. Influye en la sociedad lo que el gobierno haga. Es lo mismo que acá, dicen “a la gente no le importa lo de la Constitución”. Puede ser que el discurso grande no les importa pero al final este documento tiene que ver con tu pensión, con la educación, con el medio ambiente, etc.

-¿Crees que Hillary representa o es la única alternativa?

Yo creo que Hillary es la persona que ganó la elección demócrata y en ese sentido tiene un valor en sí misma como candidata. Además, creo que Hillary es la persona más preparada que ha habido nunca para la presidencia de EE.UU. Más allá de que uno esté en desacuerdo con decisiones que haya tomado como Secretaria de Estado, creo que cualquiera en ese puesto habría hecho lo mismo. Yo soy muy crítica de la mayoría de la política exterior de EE.UU. Pero también soy crítica de este punto sobre varios otros países imperialistas.

-¿Alcanzaste a Hillary? ¿En alguna fiesta o algo?

No, quizás si me hubiese quedado dos años más podría haber sido. A Obama me hubiese gustado conocer.