5 veces en las que Hillary Clinton nos hizo sentir orgullosas

La carrera política de la candidata no se resume a estas elecciones, ha desempeñado varios cargos públicos.

Por Andrea Sánchez

La carrera política de Hillary Clinton no comenzó con la búsqueda por la presidencia de Estados Unidos en el 2008. El historial de diferentes cargos públicos hacen de ella un ejemplo a seguir pues, en un mundo donde la política en su mayoría está en manos de los hombres, ha logrado sobresalir. Aquí algunos de los momentos en los que ha demostrado que el llamado sexo débil, ha dejado de serlo.

Durante uno de los debates que los candidatos mantuvieron, el republicano expresó que Clinton no contaba con la 'stamina' necesaria para gobernar Estados Unidos. Esta palabra hace referencia a la resistencia, presencia y poder necesario, es un término utilizado en el mundo de los negocios y la política.

Hillary se limitó a escucharlo con tranquilidad, pero cuando llego el momento dijo: "Tan pronto como uno viaja a 112 países y negocia un acuerdo de paz, y un alto el fuego, una liberación de disidentes, una apertura de nuevas oportunidades en naciones alrededor del mundo, o incluso pasa 11 horas testificando delante de un comité del congreso, él puede hablar conmigo sobre la resistencia ".

DESCUBRE MÁS:

En 1995, cuando ya era Primera Dama de los Estados Unidos, Hillary se enfrentó a la censura por parte de los senadores de su país. Ella estaría en la Cuarta Conferencia Mundial de las Mujeres de la ONU en Pekín. Querían que tocara temas menos controversiales, pero ella quería hablar sobre los abusos hacia los derechos humanos.

Así lo expresó: "Si hay un mensaje que hará eco de esta conferencia, dejemos que sea que los derechos humanos son derechos de las mujeres y los derechos de las mujeres son derechos humanos, de una vez por todas. No olvidemos que dentro de esos derechos están el derecho de hablar libremente y el derecho a ser escuchados".

Luego de que terminara sus estudios en Wellesley, Hillary se matriculó en la escuela de leyes de Yale, donde fue una de las 27 mujeres de su clase, demostrando así que cuando quieres lograr algo no debes descansar hasta conseguirlo.

Bill Clinton, pareja de Hillary, tuvo que preguntarle en tres ocasiones si quería convertirse en su esposa. Según relata Hillary, Bill le pidió matrimonio en dos ocasiones pero ella no se sentía lista para dar ese gran paso. Así, luego de dos intentos. Hillary Clinton le dio el sí para formar una de la parejas más sólidas de la política estadounidense.

Hillary podría ser la primera mujer en ocupar la oficina oval, pero no es el único momento histórico de su carrera, en el 2000 se convirtió en la primera mujer en servir como senadora de los Estados Unidos por el estado de Nueva York.