Esta 'Miss' renunció a un concurso de belleza porque le pidieron bajar de peso

Esta joven de 21 años prefirió abandonar el concurso despues de que le "aconsejaran" hacer dieta para estar mejor.

Por Karen Hernández

Es bien sabido que los concursos de belleza están llenos de exigencias físicas y mentales que obligan a las concursantes a hacer rutinas extremas de ejercicio o peligrosas dietas para bajar rápido de peso. Sin embargo, Miss Grand International es un certámen que busca resaltar la belelza integral de las concursantes (elegancia, porte, personalidad), más allá de los atributos físicos, o al menos así parecía.

        DESCUBRE MÁS

 
Resulta que una de sus concursantes, la modelo Arna Ýr Jónsdóttir (21 años), actual Miss Islandia, se negó a continuar su participación en dicho certamen, ya que uno de sus organizadores le envió un mensaje pidiéndole que bajara peso para seguir en el evento, ya que estaba un poco pasada de peso.

El responsable, Nawatt Itsaragrisil, se excusó diciendo que era "un consejo" con buenas intenciones y que todo era para que compitiera mejor.  Sin embargo, sus "consejos" incñuían deja desayunar, comer una porción de ensalada para el almuerzo y tomar agua hasta que comenzara el concurso.

"Si el dueño del concurso realmente quiere que baje de peso y no le gusta la manera que soy, entonces no merece tenerme en el Top 10". escribió en sus redes sociales.

 

Esta belleza nórdica tiene un cuerpo muy atlètico ya que ha practicado salto con garrocha, atletismo y levantamiento de pesas. Incluso hoy, tiene un contrato con la marca deportiva Nike para protagonizar sus campañas publicitarias. "Estoy orgullosa de mi cuerpo", escribe en su cuenta de Instagram al tiempo que declaró para el periódico Iceland Monitor, que de no ser por este, jamás habría podido trabajar con una marca tan importante.

A photo posted by Arna Ýr Jónsdóttir (@arnayr) on Jun 12, 2016 at 12:37pm PDT

Después de este acontecimiento, la modelo envió una carta al comité organizador para despedirse del concurso, escribiendo que:

"Soy una mujer fuerte, pero a veces esto no es suficiente. Su equipo me dijo que tenía que perder peso para las finales porque tengo mucha grasa y mis hombros son muy grandes. (…) Me dijeron que comiera menos para que le gustara más a usted.n realidad, cualquiera que me diga que soy muy gorda no me merece. (…) Espero que la organización abra los ojos porque estamos en el 2016 y si van a dirigir un certamen internacional de belleza, deberían poder ver la belleza internacional".

My goodbye letter✉️🖋

A photo posted by Arna Ýr Jónsdóttir (@arnayr) on Oct 24, 2016 at 3:42pm PDT

 

"Esto es por las niñas y mujeres del mundo. Deben saber que sus cuerpos están bien como están. Está bien que te critíquen y que digas 'no soy así""

 

 

Como es sabido, no es la primera vez que un alto cargo critica el físico de una concursante, ya que en 1996, Donald Trump llamó "Miss Piggy" a Alicia Machado, representante de Venezuela, ganadora del certámen en aquel año. Macha destacó por su curvilínea figura, pero el magnate y candidato Republicano no pudo guardar sus comentarios ofensivos.

 

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram