Por qué nos gusta sentir nostalgia: una pequeña teoría

¿Es bueno pensar en las cosas o personas que extrañamos?

Es difícil describir la nostalgia. Podríamos decir que son deseos de volver a vivir un momento o situación, tristeza por una realidad que pensamos que no volverá o simplemente, un buen recuerdo.

Se nos suele decir que no es bueno aferrarse al pasado y de hecho, el pensamiento actual afirma que eso nos hace sentir infelices. Una de las corrientes de pensamiento que se ha popularizado en este último tiempo es el Mindfulness, que justamente trata de explicar la importancia de estar en el presente, aquí y ahora.

¿Podríamos decir entonces, que no es bueno acudir a la nostalgia? Todo lo contrario. Generalmente, la nostalgia se asocia a experiencias positivas y cuando las invocamos, somos capaces de sentir, oler y vivir eso que extrañamos.

Hay especialistas en psicología que han dedicado tiempo a estudiar el efecto de la nostalgia en los seremos humanos. En Psychology Today, nombran a algunos autores: Chelsea A. Reid, Jeffrey D. Green, Tim Wildschut y Constantine Sedikides.

En 2015, estos investigadores de la Universidad de Virginia (USA) y de la Universidad de Southampton (Reino Unido) reunieron información sobre experiencias, nostalgia y el sentido del olfato.

booksgirlmusicvinilvintagefavim.jpg

Favim

Específicamente, hablaban del efecto nostálgico de ciertos olores y de las sensaciones positivas que evocaban. Es como cuando sientes ese olor a galletas que te recuerda a tu infancia, o una fragancia que te hace rememorar a una persona que quieres mucho.

Quizás, pensar todo el tiempo en cosas del pasado para sentirnos mejor no es lo óptimo, porque eso sí nos quita tiempo del presente. Pero como aseguran estos especialistas, cuando la nostalgia se siente a través de la estimulación de los sentidos, es bueno.

De hech0, de la información obtenida de los voluntarios para el estudio, se pudo comprobar que los aromas que nos dan nostalgia activan zonas del cerebro relacionadas con emociones positivas y autoestima

Para personas que están pasando momentos difíciles y que por alguna razón, se encuentran aisladas física o socialmente, acceder a olores que evocan nostalgia es un soporte psicológico que reduce el malestar y la sensación de frustración.

En cuanto a la música o imágenes, los investigadores también comprobaron que nos hacen reaccionar, incluso, físicamente. Escuchar música que nos da nostalgia puede hacer que sintamos más calor, así que hacerlo en invierno es mejor aún.