“Los 33” mineros se oponen al aborto y especulamos sobre el motivo

¿Fue idea de ellos, o hubo otras fuerzas “invisibles” que ayudaron a redactar la carta?

¿Se acuerdan de “Los 33”? Cómo no, si la noticia de los mineros atrapados en la mina San José recorrió el mundo y acaparó todas las portadas de los diarios.

El 5 de agosto del año 2010, los 33 mineros chilenos que se encontraban trabajando debieron enfrentar su realidad: estarían semanas y semanas bajo la tierra, y con suerte saldrían todos con vida.

A un día de cumplirse 6 años de haber sido rescatados (13 de octubre de 2010), una carta firmada por 22 de ellos abrió nuevamente la discusión sobre el aborto en Chile.

La titularon “Un Grito en Silencio”, y el texto publicado en el diario El Mercurio hace referencia directa al proyecto de ley que despenalizaría el aborto en Chile en las tres causales determinadas por la autoridades. Aquí va un extracto:

A seis años de la terrible catástrofe minera de la San José, agradecemos a Dios y al pueblo de Chile por la energía de amor, de esperanza y de vida que recibimos durante los 70 días que permanecimos atrapados, que logró lo imposible gracias a que la Madre Tierra dio a luz a 33 hombres mineros que había refugiado, con amor, en su vientre.

Agradecemos a la Misericordia de Dios por habernos permitido la gracia de volver a nacer y encontrar vida y no la muerte.

Gracias, Chile, por la solidaridad, la dignidad y el respeto a la vida que remece fuertemente el corazón de toda su gente.

Rogamos a la Divina Misericordia que nuestro país siga conservando y protegiendo el derecho a la vida y que no vulnere a los que no tienen voz, a los que emiten un grito en silencio. A los que se les ha negado el derecho a existir

Estamos en democracia, y todos pueden expresar su opinión libremente. Lo que sí llama nuestra atención, son las palabras utilizadas, que nos hacen especular sobre alguna estrategia política liderada por personas que quieren influir imponiendo ideologías (no nos referimos a los mineros).

nochearrancarescateminerosatrapadosiecima20101012005712.jpg

Llama la atención que el tema elegido sea el aborto, porque considerando la contingencia —claro que es motivo de celebración que los hayan rescatado— la carta podría haberse tratado de cualquier otra cosa.

Es curioso que a pocas semanas de un nuevo proceso de elecciones en Chile, país en que la clase política está con tejado de vidrio, y uno muy frágil, se use un tema tan delicado, de manera tan injustificada.

¿No ha lugar? ¿Declaraciones desafortunadas? Lean la carta y juzguen ustedes mismas.