Día Internacional de la Niña: Las niñas de hoy y su conciencia

Ellas saben que tienen los mismos derechos que los niños y cuestionarán a aquellos que digan lo contrario.

Cuando nacemos, no sabemos mucho de nosotros hasta que nuestro cerebro tiene las herramientas suficientes para identificarse como individuo.

Luego crecemos, empezamos ese proceso de varias etapas: cada una con sus pros y contras, con sus características marcadas. Pero, ¿qué significa ser una niña en una sociedad que históricamente, se ha enfocado en el desarrollo de los niños?

Cuando eres niña, no te enfocas en esa diferencia, porque tu inocencia te hace creer que eres igual a todos. Luego, cuando los profesores hacen comentarios, distribuyen “tareas para las niñas y otras para los niños”, te das cuenta de que algo pasa. No sólo los profesores son culpables, los padres y los medios de comunicación también.

tumblrndx401y7r51qb6v6ro1500.gif

Tumblr

Yo fui niña hace un par de décadas y sabía que algo andaba mal. De partida, cuando mi mamá me preguntaba qué quería ser cuando grande —por favor dejemos de hacer eso— yo le decía: “Mamá, quiero ser dentista y soltera”.

Mi mamá me preguntaba el por qué de esa respuesta tan particular, y yo le decía que me gustaban los dientes, los dentistas ganan plata y los maridos son una molestia, así que mejor ser soltera. ¿Qué tal?

Pero aunque haya pensado eso, la época en que yo fui niña era distinta a lo que vemos actualmente. Ahora, las niñas preguntan, exigen una respuesta, no se conforman con las diferencias de género y tampoco, con las excusas de color rosado.

feminismequal.gif

Hello Giggles

Están expuestas a más riesgos —eso por la tecnología y la conectividad— pero tienen más armas para defenderse, armas que no tienen filo, sino que las ayudan a construir una base más sólida. Tienen más confianza en sí mismas, saben que merecen lo mismo que los niños.

Esa conciencia es la que les permitirá ir más allá que nosotras, pero los adultos también tenemos responsabilidad. Debemos aceptar que los niños/as han cambiado y tenemos que respetar su necesidad de evolucionar.

En el Día Internacional de la Niña, celebremos a las que serán adultas en el futuro, y que, probablemente, harán de este mundo uno más justo, más equilibrado y mejor en todo sentido.