Las mujeres somos mejores conductoras que los hombres, según estudios

Hay un pensar machista, a nivel global, de que "la mujer al volante es un peligro constante", sin embargo las estadísticas señalan lo contrario.

Por Gabriela Vaca Jaramillo

No es nada raro oír en las calles, incluso en bromas de amigos y hasta de familiares que las mujeres somos un verdadero peligro al volante pero un estudio realizado por la Fundación Línea Directa, en España, señala que es un criterio totalmente falso y demuestra que la pareja más segura al volante es la mujer conduciendo y el hombre como copiloto. Esta combinación, pese a no ser la más habitual en las carreteras de ese país, registra una accidentalidad seis veces inferior a los coches con conductores y copilotos masculinos.

Un estudio realizado en Nueva Gales del Sur, Australia, entre 1998 y 2002 demostró que el 82% de los conductores involucrados en accidentes causados por exceso de velocidad eran hombres. Su respuesta fue esta campaña publicitaria dirigida a los varones de entre 20 y 49 años.

En lo que respecta a América Latina, según los datos de registro de la direción de Estudios y Proyectos de la Agencia Nacional de Tránsito de Ecuador (ANT)  hasta julio del 2016 se cometieron 18.032 siniestros a nivel nacional cuyas principales causas fueron por conducir desatento a las condiciones de tránsito, es decir, por uso de celular, pantallas de video, por estar comiendo o usando cualquier otro elemento distractor, a más de eso le sigue el irrespeto a las señales de tránsito. Todos estos fueron cometidos un 72% en el perímetro urbano y el 28% en el sector rural.

       DESCUBRE MÁS:

 

Por otro lado, y según un estudio de movilidad realizado en Colombia, de cada 10 accidentes sólo uno está ocasionado por una conductora, publicó El Comercio. Los choques laterales y los atropellos fueron los principales siniestros con 5.042 y 2.766 respectivamente. En las cifras no se hace una clasificación de cometimiento de siniestros según el género pero aunque las mujeres parecen llevarse la peor parte en los accidentes de tráfico como pasajeras (ya sea en vehículos particulares o colectivos) y peatones, sucede lo contrario cuando son ellas quienes conducen:

¿Y con estos antecedentes han frenado los comentarios machistas contras las mujeres conductoras? Yo conduzco desde los 18, y otro aspecto que genera debate es cuando señalan que "los señores policías nos permiten todo con el fin de coquetear" y la aclaración es que la Ley es para todos.