Recordamos a Marie Curie, la primera mujer que ganó el Premio Nobel

Una mujer que se merece el reconocimiento por su increíble aporte a la física y la química, y especialmente, en la radiactividad.

El 4 de julio de 1934 falleció una de las mujeres más importantes del estudio de la ciencia contemporánea.

En tiempos en que las mujeres tenían que luchar para conseguir reconocimiento, ella se lo ganó con creces por su gran experiencia en la física y la química.

Fue la primera mujer que ganó un Premio Nobel, pero Marie Curie tiene mérito doble porque fue condecorada con el Nobel de Física y Química. ¿Cuál fue el recorrido para alcanzar el éxito?

Nació en Varsovia (Polonia) y siempre demostró interés por desarrollar sus conocimientos. A pesar de que en su niñez Polonia había sido invadida por Rusia, Prusia y Austria, quedando Varsovia bajo ocupación rusa, ella hizo todo lo posible por alimentar esa hambre de ciencia que siempre tuvo.

Aunque se gradó con honores, en esos años en Polonia estaba prohibida la entrada de mujeres a la Universidad y su familia no tenía el dinero para costearle una estadía afuera.

large-1.jpg

Una vez que tuvo la oportunidad de estudiar, viajó a París. Su única obsesión era aprender y ella escribía en esa época: “Todo lo nuevo que veía y aprendía me deleitaba. Era como si me hubiese abierto a un nuevo mundo.

A pesar de que el amor no era importante para ella, cuando conoció a Pierre Curie supo que estaría con él para toda la vida. Él también era un apasionado por la ciencia, pero luego del accidente que le provocó la muerte, Marie cayó en una fuerte depresión.

Eso no la detuvo. Por sus grandes logros (descubrimiento del peso atómico del radio), Marie recibió un sillón en la Academia Francesa de Medicina, pero el machismo y la xenofobia estaban muy presentes en Francia, como en el resto del mundo y le fue negada la merecida entrada a la Academia de Ciencias.

Marie Curie fue una de las primeras feministas de la historia. Con su valentía, inteligencia y tenacidad logró destacarse a nivel mundial, a pesar del entorno machista que reinaba en esa época.

Fue la primera mujer que recibió un premio Nobel, la primera persona que ganó dos, por sus investigaciones en radiactividad, la primera mujer en convertirse en catedrática de Universidad en Francia y también, la primera y única hasta ahora en ser enterrada en el Panteón de París.