Lady Di, la princesa de carne y hueso que conquistó al mundo

Conoce la historia de la mujer que logró ganarse el corazón del mundo gracias a su labor humanitaria en favor de los más necesitados

La Casa Real inglesa no volvió a ser la misma, luego de que Diana Spencer ingresó a ella. Se casó con el príncipe Carlos de Inglaterra, el 29 de julio de 1981. El mundo entero admiró entonces su boda de cuento de hadas, con un vestido recamado de 10 perlas y lentejuelas, además de una cola de 25 metros (82 pies) de largo.

Ya convertida en princesa de Gales, Diana se distinguiría por estilo al vestir prendas de las mejores casas de moda, aunque sería su labor altruista la que le haría ganarse el sobrenombre de 'princesa del pueblo'.

DESCUBRE MÁS

Inmersa en los múltiples compromisos de la realeza inglesa, Lady Diana jamás se olvidaba de los más desfavorecidos. Recorrió los lugares más pobres del planeta sólo para alzar la voz y ayudara personas de escasos recursos. 

También pasó por momentos muy difíciles, como lo fue su divorcio del príncipe Carlos en agosto de 1996. Tuvo que aguantar el acecho de la prensa, sedienta de los pormenores de la separación. Perdió el título de Alteza Real, pero no el cariño del pueblo. 

Superó las adversidades y, se dice, que encontró el amor al lado del multimillonario Dodi Al-Fayed. Desafortunadamente falleció el 31 de agosto de 1997 en París, huyendo de un grupo de paparazzi.

Lady Diana sigue siendo recordada por su estilo, belleza y gran corazón. Ha sido mil veces imitada por celebridades y socialités, aunque, hasta ahora, nadie ha podido igualarla ni superarla.