Estas fotos rompen con el clásico estereotipo de las mujeres tatuadas

Para estas fotógrafas el "el tatuaje es arte, no importa la edad, no importa el color de la piel". Su proyecto busca terminar con la idea de que la mujer tatuada es un símbolo sexual

Por Viridiana Mirón

"Necesitamos imaginar un mundo en donde cada mujer sea un genio
que presida su propio cuerpo"

Adrienne Rich (poeta y escritora)

 

Los tatuajes han dejado de ser mal vistos y se han convertido en una nueva forma de expresión. Alrededor del mundo mujeres y hombres de todas las edades han usado su piel como lienzo para grabar con tinta imágenes que tengan algún significado en sus vidas.

Con el paso del tiempo los tatuajes se volvieron tan populares, que incluso en la actualidad los medios mainstream han llegado a mostrar a las mujeres tatuadas como objetos sexuales. "Si escribes en Google 'mujeres con tatuajes', estas son algunos de los resultados más populares: 'mujeres hermosas con tatuajes', 'mujeres hoy con tatuajes', '130 mujeres hermosas y sexys con tatuajes' – entienden mi idea", explica eleni Stefanou.

       DESCUBRE MÁS:

 

Para contrarrestar este problema, en 2013 Christina Theisen y Eleni Stefanou comenzaron el proyecto "Women with Tatoos" (Mujeres con tatuajes), que busca explorar las historias y el arte detrás de una piel pintada.

En un esfuerzo por que se deje de sexualizar a las mujeres con tatuajes y se pueda celebrar la belleza y diversidad de éstos, este duo inglés fotografió a mujeres con la piel pintada.

El proyecto no sólo se quedó en el trabajo fotográfico, sino que Eleni decidió darle continuidad a través de un blog donde comparte su pasión por los tatuajes como una forma de expresión para descubrir qué significan para cada persona y con el fin de darle una nueva imagen a los tatuajes, con la cual cada mujer pueda identificarse.

Ellas son algunas de las mujeres que forman parte de la serie "Women with Tatos". Conoce sus historias.

Los tatuajes y escarificaciones de Laurence son parte de su camino espiritual y su riqueza ancestral. "Las escarificaciones fueron como una matrimonio entre mi espiritualidad y mis ancestros. Entre más profundo exploraba mi ser, más me inspiraba a decorar mi templo. Lo veo como una celebración de vida, cuerpo y espíritu".

 

 

"Tenía 59 años cuando tuve mi primer tatuaje. Mi hija encontró a Grace Neutral y supe que tenía que colaborar con ella. Me tatuó como parte de la colaboración. Dibujó los diseños con un Sharpie y luego tatuó sobre ellos. Fue un acercamiento bastante interesante. Me siento mucho mejor con mi cuerpo ahora que jamás en mi vida. Me encanta porque es arte".

 

 

"Cada elemento de mi tatuaje representa a una persona en mi vida. Las campanillas son para mi mamá, por ejemplo. El árbol de limón es por el lado italiano de mi familia. La oruga es mi ahijado. Elegir la cosa correcta para cada persona fue instintivo o tuve una conversación con esa persona al respecto. todos estamos afectados por las relaciones importantes en nuestra vida, buenas o malas, y esta fue una forma de darme cuenta de su importancia en hacerme quien soy".

 

 

El tatuaje de Jane de David Bowie es muy famosos e incluso apareció en la portada de The Wall Street Journal. "Amo a Bowie desde que tenía 12 años. Cuando hubo una exhibición de él en el V&A, iba todos los días, porque quedaba a 10 minutos de mi trabajo, cuando terminó me sentí tan triste que pensé: 'bueno, ahora me lo voy a tatuar en la espalda', porque las cosas las puedes perder -cosas materiales-. He coleccionado y perdido muchas cosas a lo largo de mi vida y entones pensé 'bueno, no perderé eso, a mi Bowie"".

 

 

"Mi relación con mis tatuajes es simplemente de confort. Son parte de mi y han estado ahí por tanto tiempo que a veces me olvido de ellos. A veces fallo en darme cuenta que la mayor parte del tiempo son muy notorios, así que me sigo sorprendiendo cuando la gente me describe como 'la chica tatuada' y no por otro epíteto".

 

 

Carey siempre quiso un tatuaje desde la década de los 60, pero fue hasta que se hija Louis le pidió un tatuaje como regalo para su cumpleaños 18 que ambas emprendieron un viaje por la tinta permanente.

 

 

"En nuestra cultura occidental las mujeres mayores son consideradas y las hacen sentir invisibles. Vivimos en una sociedad que discrimina a los ancianos, incluso cuando muchos de nosotros nos conservamos muy bien. Los tatuajes me hacen visible. Abren el diálogo y la conversación con personas de todas las edades, son unos destructores de las barreras. A veces he recibido reacciones perturbadoras, pero al ser mayor y tener confianza en mis elecciones, no tengo problemas en lidiar con ellas". – Carey

 

 

"Muchas personas me dijeron que mi decisión de hacerme un tatuaje a los 18 años había sido un error porque van a envejecer 'mal' y van a lucir 'feos' para cuando tenga 50 años. Para mí los tatuajes no son sobre verte joven o bonita, sino con sentirte cómoda en tu propia piel. No puedo esperar para ser mayor y ver cómo mis tatuajes han envejecido y cambiado a lo largo de mi vida". – Louis

 

 

 

"A veces pasa que mucha gente piensa que somos personas malvadas con trabajos impropios. Cuando tienes muchos tatuajes la gente siempre te mira, lo que está bien (no los querríamos [los tatuajes] si no los quisiéramos mostrar), pero a veces recibes muestras de desaprobación. Incluso si no vas a aprobar sus decisiones, no hay razón para ver a las personas por debajo del hombro. Vive y deja vivir, ¿sabes? No somos una bola de inmorales, sólo somos un montón de presumidos, jaja".

 

 

 

"Los tatuajes han cambiado completamente la manera en la que percibo el mundo que me rodea. Me recuerdan que debo vivir el momento y no por cosas i personas que no son importantes. Mis tatuajes son mi todo, mi piel, mis sentimientos, mis experiencias, mi carrera".