Una pequeña guía para las mujeres que sufren con sus finanzas

No te desesperes, no estás sola en tu caos monetario.

Qué terrible. ¿Por qué es tan difícil mantener las cuentas bajo nuestro control? No siempre se trata de organización: hay personas como yo, que somos totalmente ordenadas en muchos aspectos de nuestra vida, pero cuando se trata de plata y gastos, todo se vuelve borroso, engorroso.

Creo que la base de esto tiene que ver con las matemáticas. Yo le tengo fobia a los números, siempre he sido fanática de las letras y esa es mi forma de relacionarme con el mundo, incluso más que las propias palabras. ¿Quieres que haga algo con números? Prefiero delegar.

¿Cómo convertirte en una persona medianamente ordenada y controlada con el dinero? No es tan difícil, hay que poner una grandísima cuota de fuerza de voluntad para controlar los impulsos consumistas y tener claro que si no cuidamos la plata, vamos a quedar en la ruina.

El punto de partida es evitar las deudas. No hay nada peor que deber plata y tener la presión de que no la podrás devolver por culpa de tu falta de organización. Mi teoría es que antes de todo lo demás, ponte al día con las deudas y después ves que viene.

Haz un calendario y si es necesario, organiza tu plata mensualmente. Designa una cantidad específica para cada día; el fin de semana se puede ser más flexible, lo importante es que tengas un límite de gasto y que seas responsable con eso.

No gastes la plata que no tienes y con eso, me refiero a que evites las tarjetas de crédito. Si quieres usar Uber, puedes tener tu cuenta, pero cuando vayas a comprar no la lleves, evitas tentaciones y después no te arrepientes.

Si es necesario, pide consejos. Si tienes algún amigo o conocido que maneja sus finanzas a la perfección, dile que te asesore, no tiene nada de malo pedir ayuda, sobre todo en temas como esos.