Lo atractivo no siempre ayuda en los negocios, y esta es la prueba de ello

¿La apariencia de los vendedores influye en lo que compramos? Este estudio lo analiza.

¿Eres de esas personas que no puede tener dinero en la cuenta porque siente una necesidad inevitable de gastarla? Si es así, no estás sola, hay muchos más allá afuera. Eso no quiere decir que sea bueno ser consumista, pero según un nuevo estudio, podemos culpar a los vendedores de ello. Bueno, un poco.

Para averiguar qué tanto influye la persona que vende en lo que compramos, Lisa C. Wan y Robert S. Wyer Jr analizaron lo que ocurre cuando los vendedores son atractivos, y cómo eso puede determinar la decisión de gastar dinero en algo, o no.

En el informe publicado en el portal Journal of Consumers Research se observó el comportamiento de los consumidores en Hong Kong ante vendedores del mismo o de distinto sexo, considerando el nivel de atractivo basado en los estereotipos sociales.

Algunos de los datos que se obtuvieron es que, por ejemplo, las mujeres tienden a evitar comprar artículos de higiene femenina, anticonceptivos y productos para perder peso cuando el vendedor o cajero es un hombre atractivo y optan por acercarse al que tenga un aspecto “más común”.

Por otra parte, los autores del estudio también afirman que las mujeres no se sienten cómodas interactuando con vendedoras demasiado atractivas ya que eso les provoca sentirse mal en relación a su propia apariencia.

La ansiedad ante el propio atractivo o la idea de que un vendedor note que lo que se está comprando evidencia una excesiva preocupación por la imagen, puede provocar que las personas eviten ir de compras a lugares en los que necesariamente tengan que interactuar con vendedores.

Eso, en parte, explica por qué las compras por Internet se vuelven cada vez más populares. Hay muchas cosas que nos incomoda comprar cuando alguien la ofrece y si se hace a través de la pantalla, eliminas toda esa ansiedad que te puede provocar ir de compras.

Pero ojo, tampoco es buena señal convertirte en una compradora compulsiva en Internet de un día para otro, esa ansiedad puede deberse a otro problema y como comprar en línea es fácil, puede ser un escudo para no enfrentar lo que te agobia. ¡Todo en la justa medida!