El trauma y el dolor tras la pérdida de un ser querido en un desastre natural

Los desastres naturales en general tienen fuertes repercusiones sobre la salud mental de la población y las diversas manifestaciones de esto pueden aparecer en corto, mediano o largo plazo.

Por Gabriela Vaca Jaramillo

Los últimos acontecimientos vividos en Ecuador, más allá del terromoto de 7,8 grados que afectó a varias zonas de la Costa, incidirán en el desarrollo de enfermedades y patologías asociadas. Entre ellas las de carácter emocional, derivadas por el impacto directo e indirecto de dichos accidentes de la naturaleza.

Hay cientos de voluntarios de todo el mundo colaborando en las áreas devastadas, donde bajo los escombros buscan los cuerpos de la gente reportada como desaparecida luego del gran sismo. Lorena Vélez, no logra apartarse del sitio exacto donde cayó un hotel, en el que se encontraba su hija junto a Julián, de 8 años, su nieto.

MÁS: Muerte de un hijo y suicidio de una madre: lo que ocurre tras esta pérdida y cómo enfrentarla

Pasan las horas y ella no tiene información, miles de ideas cruzan por su mente. Corre hacia un estadio donde llevan a los fallecidos pero es inútil, no hay noticias de Rosanna ni del pequeño. Lorena guarda la esperanza de encontrarlos vivos, observa detenidamente cómo la maquinaria remueve los escombros pero eso le duele, "es como si bajo una de esas piedras estárán ellos y no quiero que los topen con máquinas, siento que los van a herir", señala.

Casi llega la noche y los bomberos anuncian que no encuentran a nadie y que continuarán la mañana siguiente. Esto desata un estado de desesperación y llanto por esta madre de familia, que no ha descansado hasta ver los cuerpos de sus seres queridos. "Yo sé que están ahí bajo las piedras, no pueden irse", ruega de rodillas a los uniformados de rescate.  

Entre todo este dolor, alberga la más mínima esperanza de vida entre los escombros. "Es inútil, hemos buscado todo el día sin obtener una sola respuesta", responde un bombero recostado sobre la tierra acumulada. Se van del sitio.

MÁS: Después de la muerte de su esposo y un diagnóstico de cáncer, una mujer de 90 años decide hacer esto

En medio del llanto, una serie de imágenes reaparecen con fuerza en los pensamientos de Lorena, como si regresara en el tiempo recuerda desde el nacimiento de Rosanna, su primer diente, la graduación, las cenas de Navidad, su viaje a Miami y así sucesivamente hasta la llegada de su nieto. La impotencia le desgarra el corazón, no sabe si culparse por no haberlos acompañado o resignarse a ver sus cuerpos sin vida.

Al igual que ella, millones de familias en el mundo han atravesado por estos duros momentos en cuestiones de desastres naturales a causa de tsunamis, tornados, terremotos, erupción de volcanes, entre otros casos.

Según la psicóloga Andrea Chiliquinga, quien brinda apoyo a las familias de las zonas afectadas, primeramente hay que considerar que el trauma ante la perdida de un familiar es un proceso difícil, sobre todo porque se da por un evento fortuito en el cual no se puede ejercer control, por lo tanto el evento de catástrofe natural rompe con la cotidianidad del sujeto y lo enfrenta a una situacion compleja, a esto se suma la perdida de familiares, hijos, esposo, esposa, y amigos muy cercanos que complejizan más la forma de enfrentar dicha situación.

"Inicialmente debemos aplicar los primeros auxilios psicológicos, es decir: establecer un contacto con la persona, presentarse, brindar alivio y proteccion, realizar contensión emocional, dejar que la persona exprese su dolor y contenerla, recoger información, brindar asistencia práctica, tener conexión con redes de apoyo ya sea profesional médico u otros profesionales de la salud mental y dar pautas de afrontamiento", detalla la especialista.

MÁS: Soñar con muerte: conoce el significado de esta recurrente pesadilla

Recalca que no se debe ser impulsivo, hay que trivializar la situacion, no aconcejar, no gritar o menospreciar la información. Tampoco hay que minimizar las necesidades de la víctima ni juzgar creencias religiosas peor aún decir que no pasa nada, es muy importante no dejar al sujeto con la sensacion de desamparo.

Las primeras 72 horas son cruciales en dar los primeros auxilios psicológicos ya que la persona está en crisis, posterior a ello se realiza el trabajo de intervención en crisis para el alivio emocional que atraviesan estas personas. Tras ello se dará un proceso de duelo por las pérdidas físicas, personales o materiales. Hay que tomar en cuenta que cada persona tiene recursos diferentes a nivel material y psicológico para enfrentar estos acontecimientos, y de ello dependera la forma de trabajar su dolor propio.

Los trastornos de estrés postraumático aparecen alrededor de unos meses de ocurrida la tragedia. "Esto está ligado al recuerdo continuo y la reedición del evento traumático, a través de sueños o de la evitación de cualquier acontecimiento que pudiera ligarse al evento traumático. En el caso de los niños pequeños, pueden aparecer síntomas somáticos sin causa médica, tales como dolores abdominales de cabeza ligados a la angustia y ansiedad, también la dependencia de adultos manifestada como angustia de separación.", explica.

Y EN VIDEO:

La canción de esperanza para afectados por terremoto en Ecuador