A horas de su fallecimiento, un poco sobre la vida y carrera de Doris Roberts

Conocida por su papel en la famosa serie “Everybody Loves Raymond” y por su participación en cine y teatro, la actriz murió a los 90 años.

Sus compañeros de elenco expresaron su pesar en las redes sociales apenas se supo la noticia y lamentaron la pérdida de “una excelente profesional de la que aprendimos muchísimo”, como escribió en Twitter Patricia Heaton, colega en la famosa exitosa serie de televisión Everybody Loves Raymond.

Doris Roberts murió la noche del domingo a los 90 años y será de las pérdidas significativas en el rubro de las series de televisión. Como Marie Barone, madre del protagonista Ray Barone, Doris logró dar vida a un personaje con el que muchas personas se identificaron: la señora adorable pero entrometida y curiosa.

Su papel en la sitcom le valió varios premios: estuvo nominada siete veces a los Emmy y se llevó cuatro estatuillas en total. Pero además de eso, en la década de los 70, protagonizó “Such Good Friends”, “Little Murders”, y “A New Leaf”, y en esta última, compartió guiones con Walter Matthau, ganador del Óscar en 1966 por su papel en The Fortune Cookie. 

Broadway, Marilyn Monroe y amores tortuosos

slide2608931714181free.jpg

© Huffington Post

Como muchas de las actrices legendarias, Doris partió su carrera en Nueva York. Pero no sólo se trataba de probar suerte, sino que de ir a lo grande: en 1955 se paró en el escenario de Broadway para participar en  “The Time of Your Life”, y con eso, comprobó que su completa pasión en la vida era la actuación.

Cuando entró a estudiar a Actors Studio, legendaria asociación para actores, directores y guonistas, fue compañera de Marilyn Monroe. De esa misma escuela, salieron famosos actores Carroll Baker, George Maharis y Jane Fonda.

En su vida, Doris declaró que los hombres de su vida nunca quisieron que ella fuera exitosa. Estuvo casada dos veces y en una entrevista con Parade magazine en abril de 2014, afirmó también que lo difícil del matrimonio y del éxito es “creer que uno puede ser todo a la vez” y que eso puede perjudicar las relaciones.