La infidelidad no justifica la violencia ni el asesinato

Hombres y mujeres son iguales, ni uno de los género debe aceptar la discriminación y el menoscabo. Ejemplos como estos hacen que la humanidad retroceda.

Sin necesidad de cuestionar el estilo y las diversas culturas de hombres y mujeres alrededor del mundo, hay ciertos puntos que todo tipo de sociedad debería tener en cuenta: el trato, convivencia respetuosa y empática entre todos.

El mexicano pistolero

En el último tiempo se dio a conocer un video clip mexicano llamado Fuiste mía del cantante Gerardo Ortiz. Más allá de una balada romántica y sensual puesta en escena, el mensaje está claro: se avalaba la violencia al interior de la pareja con escenas explícitas donde el cantante mata a su pareja infiel.

Un video clip que shockeó a cientos de personas y que inmediatamente comenzaron a criticarlo. Fueron tantos los comentarios en contra del cantante que el video fue eliminado de su cuenta oficial, pero igualmente se filtró en la red.

Si te quedó alguna duda, el sujeto mata al amante de su pareja con un disparo en la frente, a ella la amarra y la obliga a entrar al maletero de un auto que luego hace explotar. Tal como consignó Terra, hasta el secretario de gobierno de México, Miguel Ángel Osorio reprochó el video indicando que invita a naturalizar la violencia contra la mujer y a ejercerla.

La hirió con sus tijeras de podar y quedó libre

Uno de los últimos y bullados hechos de violencia contra una mujer en Chile que ocurrió el año pasado pero la tarde de ayer se dictó condena. Se trata de uno acaecido en el norte del país (Ovalle). Una mujer fue brutalmente atacada por su pareja tras enterarse de su infidelidad. El hombre la apuñaló con sus tijeras de podar dejándola con múltiples heridas cortopunzantes en la cara, el cuello, hombro, tórax y una mama. Además, de una  fractura de cráneo de carácter grave. Si la víctima no hubiese sido atendida a tiempo habría muerto. 

Esta mujer solo se salvó porque la policía llegó en el momento exacto antes del golpe de gracia. Pero hoy el agresor se encuentra libre, pagando una condena de cinco años de “libertad vigilada intensiva”. ¿Se cumplirá lo intensivo de la vigilancia? Mmm… lo dudamos. 

Ahora, lo insólito es el argumento que los jueces, Cristián Alfonso (Presidente), Claudio Weishaupt y Victoria Gallardo, consideraron un atenuante para dar otro veredicto a este caso. La infidelidad de la mujer sería el motivo por el cual se entendería que su pareja actuara con esta terrible brutalidad ya que se habría “segado”. ¿Ustedes creen que la infidelidad realmente puede ser un atenuante en un caso como este?

Conciencia primero, acciones después

La violencia de género o de cualquier tipo no es justificable. Ni hacia las mujeres, ni hombres. Debemos comenzar a respetarnos de manera urgente.

Los derechos y deberes corren igual para todos. Sabemos que [email protected] podrán decir  “no veo a las feministas peleando por los derechos de los hombres”. Creemos que todo este asunto va más allá de feminismo o lo que sea. Esto es humanidad señores. Es un llamado a respetar  la vida del otro.

Trabajemos juntos como humanos, como sociedad para ver cómo salimos de esta situación que se está poniendo cada vez más sórdida.