Josefa Wallace, autora de "Pepi la Fea": "Ahora es cool ser ñoño"

Hace menos de dos años escribió un blog sobre su historia de amor, y rápidamente se viralizó en las redes. Hoy es un fenómeno literario, con dos libros éxito de ventas que divierten con situaciones súper cotidianas.

Por: Carolina Palma Fuentealba.

Con una pluma divertida, rápida y cotidiana, en agosto del 2014 comenzó a escribir un blog que relataba su historia con un hombre español que conoció a través de la web, y rápidamente convocó a miles de seguidores. Como ella dice, "está tristemente basado en hechos reales", pero tiene una necesaria cuota de ficción. Tanto revuelo causó en las redes sociales que en pocos meses después la llamaron de la editorial Penguin Random House para convertir sus aventuras en un libro. ¿Resultado? Llegó a los primeros lugares el 2015, y en marzo de este año lanzó "Pepi la Fea 2", posisionándose nuevamente como número uno de ventas.

"Siento que no perdí la esencia con este nuevo libro, pese a que por primera vez escribo sabiendo que se convertirá en el libro. Cuando firmé por el segundo estuvo el miedo de cómo le iba a ir tras el éxito del primero, porque tenía la vara muy alta, no podía defraudar", dice Josefa (25). No sólo eso; el director Nicolás López compró los derechos cinematográficos de la historia, así que las veremos en imágenes en algún momento.

No estudia Literatura como uno pensaría. Está en cuarto año de Enfermería, y en el futuro espera compatibilizar su carrera profesional con la escritura. Tal como su alter ego, vive sola con su gato visco Teodoro –un protagonista más de sus libros– aunque ahora hospeda a dos amigos españoles.

¿Por qué gusta "Pepi"? Al parecer porque se trata de un personaje muy cercano, pareciera que la historia la cuenta una amiga, y las situaciones que vive nos representan a todas. Siempre con pasajes de mucho humor, uno de los temas centrales es la baja autoestima de "Pepi", quien sufre por sus kilos demás y, como piensa que el español que conoció en las redes no va a querer estar con ella, le pide a una amiga que la reemplace.

La baja autoestima afecta a muchas mujeres, incluso las que pensamos que son "perfectas". ¿Cuál es tu análisis del tema?
Por el feedback que recibo, todas mis lectoras se identifican con el mayor problema de "Pepi", que es el sobrepeso. Eso merma la autoestima de forma importante. A "Pepi", mi alter ego literario, le cuesta mucho exponerse, mostrarse, porque le da miedo el rechazo a su sobrepeso, que es lo que me pasó a mí misma. Al principio escribía mi blog de forma anónima, rechazaba entrevistas en persona. Es que llegué a pesar 127 kilos con un metro 70 de estatura. Ahora he bajado más de 50 kilos.

¿Y realmente ayuda bajar de peso a aumentar la autoestima?
Sí, mucho. Te abre el mundo. Soy muy sincera cuando me preguntan por qué engordé; la respuesta políticamente correcta sería por problemas hormonales, pero en mi caso era de chancha. Me gustaba comer, y no puedo echar la culpa a nada más. No me atrevía a salir con 127 kilos, me daba miedo el rechazo. Conocer gente por internet y luego en persona era un gran tema. Al bajar estos 50 kilos, pese a que no estoy delgada, me siento más cómoda. Ahora filo no más, soy gorda, y qué tanto. Incluso acepto la entrevista de televisión.

¡Es muy complicado bajar de peso!
¿Sabes qué pasa también? Hay un culto a ser gordo. Si criticas a alguien por ser flaca está bien, pero si criticas a alguien por ser gordo, estás mal. Es una epidemia el tema de la obesidad, entonces no podemos comportarnos así. Como estudiante de Enfermería sé todas las enfermedades que acarrea, lo mucho que acorta la vida. La mayoría no lo ve como un tema de salud; incluso yo bajé por algo más estético y sin querer me ayudó en la salud, en la resistencia a la insulina.Imagen foto_00000002

¿Los comentarios en las redes te afectan?
La carga de frustración de la gente en Internet, que se descarga ahí, es cuático. Tienes que recibir mucha mierda cuando eres una persona conocida. Por mi trabajo conozco a harta gente del medio, actores, cantantes, youtubers, y a todos nos tiran mierda, entonces uno desarrolla cuero de chancho. Te terminas acostumbrando o te importa una raja. Igual si entras a tu muro de Facebook, y alguien te puso "chancha…", igual te afecta algo. Si me pillan mal parada, les echo "la choreada", y chao.

¿Por qué estudias Enfermería en vez de Literatura?
Era bien matea en el colegio, me iba bien en todos los ramos, menos en Educación Física y Música. Tuve el bichito de la literatura, pero por un tema de plata lo dejé de lado. Opté por otras cosas que me gustan, y lo dejé como un hobby. No me arrepiento porque finalmente no necesité una educación formal. Mi educación fue leer mucho, desde muy chica, y la práctica, escribir poemas, canciones, de todo.

Leí por ahí que usabas la capa de "Harry Potter" en tu adolescencia, que eras media "freaki"…
¡Sí! Ahora es cool ser ñoño, pero soy de la época que no era nada de atractivo. Yo era de las ñoñas de la peor calaña, porque no me peinaba, andaba desordenada, privilegiaba comprar los libros de "Harry Potter" que esmaltes de uña. No digo que sea malo comprar pinturas, sino que es algo de gustos. Siempre me gustaron las cosas frikis, los videojuegos. De verdad jugaba mucho, no como ahora, que es hasta sexy que una mujer juegue. Iba a las reuniones de comunidad "Harry Potter" o de "El Señor de los Anillos". No me perdía las convenciones de literatura, de armaduras medievales. En mi adolescencia no hubo discoteque ni copete, solo ñoñerías.

Esas mismas ñoñerías son las que expanden tu mente finalmente, y te vuelven más creativa, ¿no?
Definitivamente. Al final, todo escritor debe ser un buen lector. Al leer, el ejercicio mental que haces al imaginar todo lo que lees desarrolla tu imaginación. Además, amplías vocabulario, ves nuevos estilos.

¿Te juntas todavía con tus amigos "ñoños"?
Uno se termina juntando con la gente por afinidad, por gustos que tienes en común. En general mis amigos son por libros y por gatos (ríe). De hecho, como primicia, voy a publicar un libro basado en historias gatos.

¿Por qué las mujeres amamos tanto los gatos?
Personalmente, amo los gatos porque son exquisitos, ocupan menos espacio que los perros, son más independientes, se pasean solos. A Teodoro le lleno su plato con comida y agua todos los días, y él va comiendo. Son tan suavecitos, te ronronean, ¡son muy graciosos! Puedo estar una hora entera mirándolo. ¡La otra noche no me dejó dormir! Él duerme en mi axila, pero durmió en los pies. Me movía y el gato me mordía muy fuerte, desperté de un salto como 7 veces.

¿Estás pololeando?
Hace rato que no pololeo, desde octubre. Mi último pololo se fue a vivir a Alemania. Ahora estoy en algo desde ayer (ríe). Era mi amigo y no sé qué pasó. Probablemente tengamos una relación, no sé (ríe). También por afinidad poh, tiene 4 gatos y es médico, y yo a punto de convertirme en enfermera, entonces tenemos harto tema en común.

¿Necesitas pasar tiempo sola para inspirarte?
Tengo mi ambiente para escribir: de noche, con un cigarro, la ventana abierta y música ad hoc a lo que escribo. Por ejemplo, para "Pepi la Fea" puse a Alejandro Sanz y Miguel Bosé. Para otros libros de fantasía que escribí antes, ponía música medieval.

En sólo 1 semana a la venta, su libro se posicionó en el primer lugar del ránking de los más vendidos, y ya se prepara una segunda edición.

DESCUBRE MÁS EN VIDEO

 La ciencia explica por qué los padres tienen un hijo favorito

Y EN IMÁGENES

7 libros infantiles que marcarán tu vida adulta con sus maravillosas lecciones

Include SSI