Tanya Varela: las mujeres rompimos mitos dentro de la Policía ecuatoriana

Tanya Varela es la primera mujer policía en ocupar una comandancia en Guayas. Su historia es tomada como motivación para el ingreso de las féminas a la institución.

Más de 6.000 hombres y mujeres policías están bajo su liderazgo, se convirtió en la primera mujer en asumir el mando de la zona 8, que incluye a Guayaquil, Durán y Samborondón, la comandante Tanya Varela Coronel es una apasionada por la seguridad de la ciudadanía y en octubre de 2015 hizo historia dentro de la Policía Nacional cuando llegó al cargo para demostrar “que las mujeres rompimos mitos de que estamos hechas solo para ciertos espacios”.

Sin dejar aún lado su feminidad, la comandante ha sido radical en asegurar que no es sólo una policía que viste un uniforme. “Soy una policía de corazón, estoy convencida de que la paz es lo que todos buscamos como ciudadanos y que mejor que ser parte de esta institución que lo único que hace es servir”, ha manifestado.

En la ceremonia de aniversario por los 78 años de la Policía Nacional, realizada en Guayaquil a inicios de este mes, Nueva Mujer dialogó con Varela sobre las brechas que se han acortado entre hombres y mujeres dentro de la Policía.

       DESCUBRE MÁS:

 

“Durante el desarrollo de mi carrera no he sentido ninguna discriminación por cuestiones de género. Hoy el acceso que tiene la mujer para ingresar a la Policía es igual al de los hombres, es verdad, somos minoría dentro de la institución, pero no estamos aquí para competir sino para ser un complemento”.

 

En 1984 la coronel Tanya ingresó como cadete a la Escuela Superior de Policía “Alberto Enríquez Gallo”, donde se incorporó como subteniente de Policía, junto a siete compañeras, y fue asignada al Servicio de Migración del aeropuerto Mariscal Sucre de la ciudad de Quito, pasando luego al grupo de Tránsito de Pichincha y formar parte del cuadro de instructores del primer curso de mujeres Policías.

En 1984, llega a Guayaquil, para continuar con su carrera profesional en el Servicio Urbano y en el año 1988, por el lapso de 8 años, se desempeñó como directora de la Oficina de los Derechos de la Mujer y la Familia (ODMU), cargo que le permitió conocer de cerca las verdaderas causas de la delincuencia y la violencia de género.

“Soy mujer y se de las capacidades que tenemos. Podemos estar en la calle trabajando. Debemos romper esos mitos que tenemos de la mujer para ciertos espacios, la mujer puede estar en todos los espacios que existen… Vamos a seguir trabajando contra la delincuencia, a cambiar todo lo negativo por positivo”, precisa la comandante, para quien la lucha contra la violencia familiar ha sido una de sus más grandes consignas, por lo cual fue pieza fundamental en la campaña ‘Reacciona, Ecuador el machismo es violencia’.

 

“La mujer policía cumple un rol importante en la institución. Fusiona el rol de profesional, esposa y madre con las exigencias operativas y administrativas. Es imperioso reconocer el sacrificio, entrega y calidad humana de las compañeras”, comparte.

Dentro de la Policía la comandante Tanya Varela es tomada como ejemplo para motivar a las mujeres a ser parte de la institución y a desarrollar un trabajo basado en la excelencia. Hoy la Policía cuenta con 4.822 miembros mujeres, pero el alto mando que estima duplicar esa cifra para 2017, incorporando, por lo menos, 8.000 féminas dentro de sus filas, mujeres comprometidas con la Patria, dispuestas a entregar su vida por el bien de la ciudadanía.