La cruzada que pretende llevar Emma Watson en el nombre del feminismo

La actriz se retiró por un año de la actuación para darle prioridad a su desarrollo personal, a profundizar en sus estudios sobre feminismo y a intensificar su trabajo en la ONU Mujeres.

Que una actriz deje de lado su carrera cuando se encuentra en su mejor momento sólo se podría justificar con una razón más que fundada. Esta decisión la tomó Emma Watson para dedicarse de lleno a sus estudios sobre feminismo.

Este alejamiento es sólo por un año, pero igualmente implicó una decisión consciente y madura. Esto demuestra que el feminismo es realmente una pasión para ella y un asunto al que quiere darle prioridad.

La noticia se supo por medio de una entrevista publicada en Paper Mag donde la actriz sostuvo una conversación con la escritora feminista Gloria Jean Watkins, conocida como Bell Hooks, a quien además admira por sus libros.

selfie1.jpg

© papermag.com

Los pasos que dará Emma en la lucha por la igualdad de género

Pero, cabe preguntarse cuál es la “cruzada” que pretende llevar Emma para hacer realidad sus proyectos.

Allí habló de sus aspiraciones al contar que quiere centrarse en dos cosas: su propio desarrollo personal y en estudios sobre feminismo. Se ha propuesto leer un libro a la semana y otro al mes como parte de su club de lectura Our Shared Shelf y también por su cuenta.

Incluso pensó dedicarse en ese año sabático a los estudios de género, pero se dio cuenta de que aprendía bastante bien de manera autodidacta. Para ella capacitarse y participar en estas materias es su mayor liberación y la ayuda a inspirar a otras mujeres.

Watson asegura que desde pequeña se ha identificado como feminista y es algo que hoy en día ha materializado como embajadora de buena voluntad de la ONU Mujeres a través de la campaña He For She, que fomenta la igualdad de género incluyendo a los hombres en esa lucha.

emma.jpg

© HeForShe / Facebook

Su activismo la ha llevado a conocer distintas realidades de mujeres a través de conversaciones con ellas cara a cara y por lo mismo, eso la enriquece más que sumergirse en estudios académicos.

Si bien se dedicará a escuchar a tantas mujeres como pueda alrededor del mundo y a hacer una maratón de lectura, no dejará de lado su participación en la campaña, en la que incluso doblará los esfuerzos.

Una de las tareas pendientes que se propuso para He For She es transparentar la brecha salarial de género que nunca se ha hecho antes, llamando la atención de las empresas. También organizará un recorrido universitario, visitas a terreno y el lanzamiento de una nueva página web.

Le queda mucho por hacer durante los 12 meses que se avecinan de arduo trabajo, pero que finalmente le traerá sus frutos. Por mientras se puede seguir disfrutando de su actuación en las películas de Harry Potter, donde de Hermione ya no le queda nada. Bueno, tal vez lo estudiosa e inteligente.