Actualidad

“The Glassworker”, primera animación hecha a mano en Pakistán

Usman Riaz es el talentoso creador que busca imitar el legado de su ídolo Hayao Miyazaki, reconocido director de animación japonesa.

The Glassworker es la primera película de animación hecha en Pakistán que cuenta la historia de un niño llamado Vincent que, gracias al trabajo de su padre, aprende el arte de soplar vidrio para hacer cristalería.

A la tienda del negocio de su padre siempre acude una clienta habitual llamada Alliz, de la cual Vincent cae enamorado. La trama se va desarrollando a medida que ambos van creciendo y viendo cómo la vida se vuelve más complicada, aludiendo al lema “La vida es bella, pero frágil como un cristal”.

El creador es un talentoso joven pakistaní de 25 años llamado Usman Riaz. También es músico, director de orquesta y conferenciante de las charlas TED. Su dote musical le permitió dar vida a la banda sonora que acompaña al film.

Riaz pretende seguir el legado de Hayao Miyazaki en su estilo propio. El director japonés de cine de animación, con películas como La Princesa Mononoke, El Castillo Ambulante y El Viaje de Chihiro, ha inspirado a millones de personas que han crecido con sus historia que mezclan la fantasía y la realidad.

Para lanzar la animación dibujada completamente a mano, el estudio de Riaz, Mano Animation Studios busca recaudar dinero a través de una campaña de Kickstarter.

El equipo original partió en Pakistán y se ha extendido a Estados Unidos, Malasia, Reino Unido y Sudáfrica.

Habrá que esperar si se llegará al objetivo de una película que promete. Por mientras se puede ver el avance de la historia en el siguiente video.

Tags

Lo Último


Te recomendamos