¿Ya no te quieres depilar? Mira estas ilustraciones y aprende a amar tu vello corporal

¿Por qué sentir pena de nuestro vello corporal? La ilustradora española Rocío Salazar nos invita a amar nuestros pelos. Mira sus ilustraciones y conoce más sobre esta artista visual

Por Viridiana Mirón

¿Por qué las mujeres estamos obsesionadas por eliminar por completo el vello de nuestros cuerpos? ¿Por qué nos da pena salir a la calle con falda y las piernas sin depilar? La ilustradora española Rocío Salazar nos invita a amar nuestros "pelitos" con una serie de divertidas viñetas que van más allá del humor y que nos llevan a reflexionar sobre la naturalidad de nuestros cuerpos y los estándares de belleza actuales impuestos por la sociedad.

       DESCUBRE MÁS:

Nueva Mujer conversó con Rocío Salazar y esto fue lo que nos contó:

Para Rocío todo comenzó un día soleado… "cuando saqué los pantalones cortos y las faldas y me di cuenta que, como mujer, no tenía derecho a llevar esa ropa sin antes coordinar mi agenda, llamar al salón de belleza, pedir cita, desplazarme hasta allí, perder toda una tarde, sufrir dolor y gastar dinero en eliminar el vello de mis piernas. Y de pronto eché la vista atrás y me di cuenta de que yo nunca había querido depilarme, de que el vello no me parecía tan terrible ni feo como para pasar por todo eso, y que si llevaba haciéndolo desde los 13 años era solo para evitar me juzgaran y discriminara por no hacerlo". ¿Te identificas?

Luego de la reflexión Rocío empezó a un serial de viñetas que tuvieron buen recibimiento a través de las redes sociales, fue a raíz de esto que esta ilustradora decidió dejar sus "pelos" en paz durante un verano. "Lo que más me llamó la atención fue como mis piernas dejaron de parecerme ajenas en muy poco tiempo y empecé a sentirme cómoda con ellas tal y como eran, si tener que modificarlas para aceptarlas. También me sorprendió cómo, a partir de ese cambio de actitud, mi entorno dejó de hacer comentarios en cuanto dejé claro que las cosas iban a ser así a partir de ese momento".

Desafortunadamente no todo el mundo comparte la visión de Rocío Salazar o la de la ilustradora pakistaní Ayqa Khan o la de miles de mujeres alrededor del mundo, quienes ven el vello corporal como algo natural y que no debería de ser causa de pena o incomodidad. Los parámetros de belleza actuales impuestos por la sociedad no sólo nos exigen a las mujeres estar bien delipadas en todo momento, también hay una presión por estar delgadas, por combatir la celulitis y por lograr esa perfección física que consumimos a través de los medios de comunicación. 

"Aunque intento tratarlo desde el humor, me parece preocupante la cantidad de rituales por los que tenemos que pasar las mujeres, nos gusten o no, únicamente para ser aceptadas. No conozco a una sola mujer que diga abiertamente que no tiene problemas con su cuerpo, que le gusta tal y como es. Esto significa que no hay una sola mujer en mi entorno con un autoestima sana, con una autoconfianza suficiente para entrar en un sitio público sin sentir que la van a juzgar por su físico. Y creo esto afecta a todos los aspectos de nuestra vida de una forma en la que no somos conscientes", nos explica Rocío. 

 

 

Por esta razón la española no sólo está hablando sobre la libertad de dejarte crecer el vello, sino también está empezando a explorar el resto de imposiciones estéticas como el peso, la altura, el color del puel, las canas, las arrugas o el tamaño del pecho. 

Finalmente, le preguntamos a Rocío si se llama a ella misma "feminista": "Ya que el feminismo es la lucha por la equidad entre hombres y mujeres, sí, me considero feminista. Creo que casi todos y todas lo somos o deberíamos serlo. Mucha gente piensa que es un término desfasado solo porque las mujeres podemos votar y trabajar, pero, ¿cómo se puede hablar de igualdad si no podemos siquiera ir a la playa cuando nos apetece, no sin antes depilarnos?"

Si quieres conocer más el trabajo de Rocío Salazar, no dejes de darle Like en Facebook  o guarda en tus favoritos su blog


TE RECOMENDAMOS EN VIDEO:

Cosas de Mujeres: la depilación de ceja es más complicada de lo
que los hombres creen

 

Y EN IMÁGENES:

Ilustraciones retratan los problemas de primer mundo que vivimos las mujeres

 Imagen foto_00000038