No, tu vida no se acabará cuando cumplas 30

Si tú misma decides lo que quieres hacer con tu vida, la historia será muy distinta.

No sé cómo será en Europa o en otras partes del mundo, pero en América Latina, todavía nos falta para sacarnos de la cabeza todas esas ideas retrógradas en relación a la mujer y a los 30 años. ¿Por qué a tantas les aterra ver esa cantidad de velas en el pastel?

Los medios, la publicidad y la industria de la belleza nos empiezan a “alertar” desde que somos pequeñas: vive al máximo tu juventud, no desperdicies tus “veintes”, cuando cumplas 30, cómprate cremas para las arrugas para verte más joven. Es como si todo y todos quisieran que nos negáramos a nosotras mismas.

¡Qué terrible! Ya tienes 30, o sea tienes que preocuparte porque no tienes una pareja estable, porque todavía no eres mamá, porque llevas muchos años en el mismo trabajo, aunque todo eso no represente una real preocupación para ti.

¡Ah! Además debes pensar en tener tu lugar propio para vivir, porque no puede ser que una mujer de 30 años siga viviendo en la casa de sus padres. ¿Quién dice que está mal? ¿Por qué insistimos en tragarnos todas estas ideas?

cooleyesfacegirlmakeupfavim.jpg

© Favim

Se supone que la expectativa de vida para las mujeres es de 80 años aproximadamente. Si piensas que a los 30 estás acabada porque no has hecho nada de lo que la sociedad considera “aceptable”, bienvenida al infierno: vas a pasar 50 años pensando en lo poca cosa que eres.

Ahora, si tú misma decides lo que quieres hacer con tu vida, la historia será muy distinta. No te dejarás llevar por lo que los demás quieren de ti, sino que por tus propias convicciones. No te hagas la víctima ni te lamentes porque todas tus amigas están casadas, aunque el matrimonio ni siquiera figure entre tus prioridades.

Aunque suene cliché, vive la vida, no esperes a tener cierta edad para evaluar si lo que has hecho ha sido bueno o malo.