Tania Ovalle Steembecker: "Es atractivo ser un poco diferente"

Es publicista, ha participado en dos libros (aunque no se considera escritora), apasionada por las mangas japonesas, es poco vanidosa y también insegura. Aunque ésta última característica hoy la considera una virtud.

Por Jessica Celis Aburto. Fotografías: Gonzalo Muñoz.

A Tania Ovalle (29) le gusta la música que tiene algo de crítica, que "da algo para pensar". Por eso en su celular se puede encontrar desde System of a Down hasta Makiza, pasando incluso por algunos temas de Stromae, que critican las relaciones familiares o el uso de las redes sociales. Admira a Miyazaki y Takahata, a quienes considera "dos genios que tienen sus convicciones claras, y lo demuestran con cada historia que sale de ellos y su equipo". No le llaman la atención la moda ni los deportes, y asegura que su imagen no es un tema. "Fui criada pensando en que lo importante es cultivar la cabeza, criticarlo todo, profundizar. Por eso, hasta hace poco, estuve enemistada con mi lado vanidoso. Ahora entiendo que está bien preocuparse un poco, verte bien, pero sin sentirte disfrazada", aclara.

La separación de sus papás cuando era niña hizo que creciera viviendo en dos mundos diferentes y despertó su gusto por ver películas. "A mi papá lo veía fin de semana por medio, y disfrutábamos ese tiempo a concho, jugando Súper Nintendo, saliendo, hablando. Con mi mamá vivía el resto del tiempo, con ella y por lo menos 8 personas más (tíos y abuelos). De ahí saqué el respeto por ver películas, conversarlas entre todos, o incluso creando un lenguaje y adaptando frases de películas a nuestro día a día, como decir 'el mono es su tío', cuando alguien está confundido", recuerda.

Estudió publicidad en la Vipro (Vicente Pérez Rosales), terminando la carrera en el DuocUC, inspirada por la figura de una tía que vivía con ella y estudiaba la carrera cuando ella cursaba Séptimo Básico. "Tuve la convicción de ser publicista cuando supe que en publicidad existe el cargo de redactor. Me gusta escribir. Siempre estoy inventando historias. Las pienso cuando viajo en micro o Metro, incluso cuando estoy caminando. Llego a la casa y me doy cuenta de que lo hice en 'piloto automático', porque en el viaje estuve pensando puras leseras", dice.

Más: Whang-Od, la mujer que lucha por conservar el tatuaje tradicional

Entre sus reconocimientos profesionales cuenta un Young Lions Competitions en la categoría Film el 2011, competencia que ganó junto a Cristián Montégu. "Se nos entregó un brief sobre incendios forestales al llegar; tuvimos que trabajar en base al petitorio, que era hacer notar la falta de recursos que tiene Bomberos ante los incendios forestales. Nos agarramos de una realidad, la gente y algunos diarios hablaron sobre el gasto militar cuando fue el incendio en Valparaíso. Simplemente fuimos la voz de algo que ya estaba sonando", recuerda.

También ha participado en 2 publicaciones: "101 cuentos rescatados del cementerio" (sacó el 4º lugar con su cuento) y "Poetas al re-verso" (aportó dos poemas). Aclara que "no me considero escritora, en ningún caso. Eso se lo dejo a la gente que vive de eso y tiene una rutina de trabajo para escribir. Creo que soy una aficionada que usa la escritura para sacarse la majamama de cosas que tiene en la cabeza".

Actualmente trabaja como redactora en la Agencia PORTA, donde se encarga de crear conceptos pilares para campañas publicitarias, escribir guiones, frases de radio y hasta revisar ortografía.

"Como redactora me gusta la posibilidad que dan algunas campañas para decir lo que piensas, para sacar afuera eso que muchos creen pero nadie puede poner en la televisión o en radio, por el dinero. Es una contradicción, de todas formas, ser publicista y querer remar hacia lo que quiere la sociedad".

¿Y por dónde van tus intereses al escribir?
Con el tiempo he notado que me gusta el horror y autores que estoy segura que en vida fueron considerados diferentes a sus pares. Lovecraft, Poe, Kafka… Personas que escribían desde sus inseguridades y las transformaban en grandes historias.

¿Cómo ves el mundo de la publicidad y la literatura en Chile?
La publicidad en Chile ha ido puliéndose, muy lentamente, en parte gracias a las redes sociales. Afortunadamente hoy si haces una campaña sexista la gente lo va a comentar y usará todas las herramientas que tiene a mano para dejar en claro su postura.

¿Qué temas y/o causas sociales te motivan?
Los relacionados directamente con las mujeres: el acoso callejero, la diferencia de sueldos, el machismo, los femicidios, el cáncer de mama. Y también los grandes temas que aquejan a Chile: la educación y la desigualdad social. Temas que espero profundizar en próximas campañas.

Más: Mujeres de Irán se quitan el velo en busca de su libertad

¿Dónde te informas de actualidad y de temas afines a tus intereses?
Como buena obsesiva, sigo rituales. En la mañana reviso seis blogs sobre publicidad y diseño, el timeline de Twitter para ver de qué se está hablando, y otro par de blogs sobre mujeres y sitios web de noticias independientes.

¿Sigues algunos blogs o revistas en especial?
Varios sobre publicidad y diseño, y unos cuantos más sobre mujeres, feminismo y tecnología.

¿Tus mejores fuentes de inspiración?
Lo que pasa alrededor. Eso me inspira, publicitariamente. Y cuando escribo poemas o cuentos, lo que le duele a la gente, lo que le da rabia, lo que la empodera.

Si la presidenta Bachelet te llamara para ser su asesora comunicacional, ¿le dirías cuáles son sus falencias a mejorar y sus puntos fuertes a potenciar?
Creo que no me gustaría trabajar de asesora comunicacional de ningún político, ni siquiera de Boric, de quien tengo muy buena impresión.

¿Cómo sería un plan integral para potenciar la imagen de la Presidenta y el gobierno?
• Hablar claro, sin rodeos. Condenar la corrupción de todos los bandos políticos, sea quien sea. Escuchar a la gente. Muchas veces, los partidos políticos (de todos los sectores) generan presión y tienen opiniones que se alejan de la realidad de las personas. Hacer política con la gente, no con los partidos políticos ni la iglesia. Es difícil, pero mucha gente ya no cree en los partidos, y mucho menos en las iglesias.

LADO B
¿En qué inviertes tu tiempo de ocio?
Últimamente leo mangas (comics japoneses), veo muchas series (Netflix es mi copiloto) y estoy asistiendo a un breve taller de guión con Carlos Reyes, quien escribió la novela gráfica "Los años de Allende".

¿Cuál fue el último libro que leíste y qué te dejó?
Lo último que leí fue un manga de Hideshi Hino, que es como el Lovecraft de Japón. Se llama "Panorama Infernal", una especie de autobiografía de Hino, llevada al horror extremo. Este autor, con todos sus mangas, siempre me deja un sentimiento extraño, del cual no tengo el nombre exacto, pero estoy segura que en otro país deben tener el término adecuado. Hino muestra lo monstruosos que podemos ser los humanos y lo humanos que pueden ser los monstruos. Me gustaría invitar a las personas a abrir la cabeza y darle espacio al cómic, manga, animé y a todo lo que parece ser para niños, sólo por estar dibujado.

¿Y película?
Porco Rosso, otra vez. Creo que es un personaje fascinante y una de las obras maestras de Hayao Miyazaki. La vi, nuevamente, un par de días antes de tatuarme, como para darme la seguridad de que estaba tomando una buena decisión. Y bueno, funcionó, ahora lo tengo en el brazo.

¿Cuáles son tus mayores virtudes?
Sé que ser insegura no es considerado una virtud. De hecho, ni yo lo habría nombrado hace un par de meses. Pero, creo que hay algo que la inseguridad ha hecho en mi carrera que me gusta mucho ahora. Soy insegura, por eso pienso más las campañas que debo entregar, porque no me conformo con lo primero. Me hace profundizar, buscar más allá y, sobre todo, no creerme el cuento pasando a llevar a los demás.

¿Y tu peor defecto?
Soy muy impuntual, algo con lo que lucho todas las mañanas. No porque me arregle mucho, sino porque me cuesta salir de la cama y tengo un extraño concepto del tiempo. Mis amigos, familia y pareja, son los que sufren más con eso.

Si pensamos en ti como una marca, ¿qué te hace atractiva?
Si fuera una marca me dirigiría sólo a un grupo acotado de personas, porque me suelen catalogar de bicho raro desde el colegio. Creo que eso es lo que me hace atractiva, el ser un poco diferente. Me ha costado entenderlo.

DESCUBRE MÁS EN VIDEO:

Sobreviviente de ataque con ácido, la estrella principal de una campaña de belleza