Millennials dicen “No” a trabajar en el mismo lugar por más de diez años

La generación nacida entre 1982 y 2004 no es fiel con su lugar de trabajo, por lo que es común observar una alta rotación laboral. La causa de este comportamiento es la búsqueda de nuevos desafíos profesionales que favorezcan el crecimiento personal.

En las generaciones anteriores, lo usual era anhelar por un trabajo para estar durante toda la vida, ya que esto garantizaba mayor seguridad y tranquilidad en el plano profesional como también a la hora de jubilar. Esa camada llamada ‘Baby Boomers’ estaba altamente enfocada en el trabajo, odiaba los cambios y respetaba las jerarquías.

Pero la estabilidad laboral ya no es tan valorada por las nuevas generaciones, sobre todo por los millennials -aquellos nacidos entre 1982 y 2004- quienes no duran más allá de algunos meses en una empresa puesto que buscan la realización personal y la felicidad a través de un empleo que satisfaga sus necesidades.

161609166140660x650.jpg

psychologytoday.com

Carmen Gutiérrez, Directora de la Escuela de Psicología de la Universidad del Pacífico, confirma que las metas de los millennials están enfocadas en la persona y no en la estabilidad como era lo usual anteriormente:

Antes el foco estaba más centrado en el trabajo, pero ahora esa atención está sobre la persona. Es decir, se valora que cada persona aspire a su propio bienestar y felicidad. No es ‘me aseguro a un trabajo que me contenga y proteja’, sino más bien se entiende que ‘el trabajo es un medio para desarrollarme en un proyecto de vida personal’.

Esta nueva tendencia también está cambiando la forma de seleccionar a los futuros trabajadores. Así como no es bien visto un currículum con cambios constantes de trabajo, tampoco es positivo para los reclutadores actuales ver que una persona permanezca durante mucho tiempo en un mismo empleo:

Antes se consideraba un buen empleado a una persona que llegaba a un empleo y que se quedaba ahí por años. Hoy en día alguien que se queda más de seis años en un mismo trabajo, no es visto como algo positivo. Actualmente los empleos se consideran un medio que catapulta el deseo de desarrollo personal de los individuos, por lo tanto quedarse mucho tiempo en el mismo lugar puede entenderse como que la persona no busca nuevos desafíos ni un desarrollo profesional.

Según los datos de la empresa de reclutamiento PageGroup, el 45% de los profesionales ha cambiado al menos cuatro veces de trabajo en dos años. Esta alta rotación se debe al cambio de paradigma de la sociedad, lo que va de la mano con el panorama económico mundial.

descarga660x650.jpg

millennialsolution.com

Con estos cambios, también se ha visto que hay un mayor interés por especializarse en distintas áreas o estudiar una nueva carrera, lo que ha provocado un proceso de adaptación por parte de las empresas que desean contratar a los jóvenes provenientes de esta generación. Así lo afirma la especialista:

Hoy, cuando los conocimientos cambian tan rápidamente, el llamado en el ámbito del trabajo es a que las personas tengan una actualización constante de sus saberes y habilidades. A nivel mundial se está avanzando hacia que las personas estudien más de una carrera profesional a lo largo de la vida. Ahora una persona desarrolla diferentes proyectos de vida, por lo tanto esa posibilidad de cambio y adaptación también debería estar relacionada con el trabajo.

Sin duda, esta nueva generación está cambiando la forma como solían vivir nuestros padres. ¿Consideras que este cambio es positivo para la sociedad?