La soledad es tan dañina como el tabaco y el sedentarismo

Un estudio revela la importancia de tener amigos desde temprana edad, debido a que la falta de contacto social genera problemas de salud.

La soledad, entendida como un aislamiento social, ya sea a causa de alguna depresión, por circunstancias de la vida, o incluso por decisión propia, aumenta las posibilidades de morir antes de tiempo en un 50%.

Así de claro lo señala un estudio de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, que midió la integración social en diversos aspectos en base a datos de más de 14.000 estadounidenses entre la adolescencia y la adultez a mediana edad.

Puede sonar extremo que se restrinja a la mitad la cantidad de vida, pero lo cierto es que con este estudio se confirma que la soledad conlleva a problemas en el organismo muy similares a los que producen el tabaco y el sedentarismo.

Para llegar a estas conclusiones midieron en los participantes la presión arterial, el índice de masa corporal, el tamaño de la cintura, los niveles de la proteína C reactiva y el tipo de interacciones y relaciones sociales.

En definitiva, las hormonas del estrés aumentan las probabilidades de padecer diabetes, hipertensión y enfermedades cardíacas a causa de la falta de compañía. Allí radica la importancia de cultivar amistades desde temprana edad, ya que, es bueno para la salud.

friendsfingers.jpg

© whatiseeiswhatiknow.wordpress.com

Es importante destacar que la soledad no se mide por la cantidad de conexiones sociales que una persona pueda tener, sino que por la calidad de ellas. Muchas veces es mejor tener verdaderos amigos contados con una sola mano que un millón de ellos que aportan la nada misma.

Más aún, la falta de contacto puede generar un estado de hipervigilancia, es decir, estar alerta de posibles amenazas y por ende a la defensiva. Todo lo que hace el otro se sobredimensiona y los aspectos negativos de las interacciones prevalecen por sobre los positivos.

Ya sabemos que la soledad no es buena para la salud. Ahora, si te encuentras en ese estado y consideras que te está afectando, lo ideal es que empieces a crear tus propias interacciones, ya sea, inscribiéndote en algún curso, siendo más abierto a conocer gente, apoyándote en tus cercanos y si  el caso lo amerita, pedir ayuda psicológica.