Mieko Rye: “Tengo cáncer de mama y nunca me he sentido más hermosa en toda mi vida”

La modelo brasileña ha sufrido las consecuencias de la quimioterapia debido al cáncer de mama. Pero en vez de deprimirse, ha decidido mostrarse tal cual es para alentar a otras mujeres que están en su misma situación.

El cáncer de mama transforma completamente la vida de las mujeres que pasan por la quimioterapia. Así fue el caso de la animadora y periodista de la BBC  Victoria Derbyshire , quien decidió publicar una serie de videos que tienen como objetivo dar a conocer su experiencia en el tratamiento de esta enfermedad.

La modelo de la década de los 90, Mieko Rye, quiso seguir los pasos de esta presentadora y decidió contar su experiencia a través de su página personal de Facebook.

000a110660x650.jpg

© Maxim

Mieko Rye, de 41 años, ha sido una exitosa modelo brasileña durante los últimos 20 años con una vasta trayectoria en diferentes publicaciones como la revista “Maxim”, en la que ha mostrado su escultural figura. Sin embargo, hace un tiempo se le diagnosticó cáncer de mama y su vida cambió para siempre.

Según cuenta el medio ABC, Rye quiere compartir su historia con el mundo, especialmente con mujeres que pasan por su misma situación. Mieko quiere dar a conocer que esta terrible enfermedad sólo cambia lo exterior, puesto que el interior y la esencia de cada persona sigue intacta y no hay que permitir que eso se pierda jamás.

Mieko es consciente de que su carrera depende en gran medida de la apariencia, pero esto no la detiene y está decidida a dar un mensaje a las mujeres que padecen esta enfermedad, Por esta razón, publicó una serie de fotos en Facebook donde comparaba imágenes antiguas con su actual estado.

Así describe su situación en el post publicado en Facebook:

Tuve la idea de hacer una sesión de fotos mientras luchaba contra el cáncer. Cuando comencé mi carrera como modelo hace 20 años, no encajaba en el concepto americano de belleza. Me dijeron que mi piel era demasiado oscura, que tenía muchas curvas o que mi cabello era demasiado seco, rizado o grande.

Ninguna maquilladora podía igualar el tono de mi piel, porque nunca llevaban bases adecuadas para mujeres de color. Luego las chicas brasileñas curvilíneas tomaron la industria de la moda, ¡Dios las bendiga! y mi carrera despegó. Encontré mi nicho. Ser “exótica” se volvió genial … Ser “ambigua”, fresco … Ser “étnica”, cool… Ser “marrón”, genial. Ahora, muchas de las características que nuestra cultura define como belleza para la mujer yo no las tengo … cejas, cabello, pestañas, y pronto mis pechos.

Además, la modelo describe los cambios y consecuencias que le ha traído la quimioterapia, como por ejemplo, las dificultades que enfrenta para salir a dar un paseo, dejar de comer algunos alimentos o simplemente, llevar a sus hijos en brazos.

miekofacebook660x650.jpg

Facebook Mieko Rye

Por otra parte, Rye cuenta que está sola, no tiene pareja ni trabajo, pero que a pesar de esto disfruta de su libertad y agradece cada momento que le entrega la vida:

Mi felicidad no depende del amor, la confianza, la lealtad o la aprobación de otro. Soy simplemente Mieko. No tengo nada que ocultar. Tengo cáncer de mama en etapa tres y nunca me he sentido más hermosa en toda mi vida.

En una entrevista dada al medio Upworthy, indicó que cuando le informaron del cáncer sintió mucho miedo: ya era madre soltera y enseguida comenzó a evaluar cómo lo haría para sobrevivir económicamente. Pero se dio cuenta de que el miedo no la iba a ayudar a salir de su situación y decidió fijarse metas por ella y su hijo.