Adiós David Bowie: un tributo al magistral artista que le cambió la cara a la música por siempre

Camaleónico, transgesor, único: el famoso artista falleció a los 69 años luego de batallar durante meses con un cáncer que no pudo vencer. A pesar de eso, nunca dejó de hacer música y su legado es invaluable.

Fue como una premonición, una despedida anticipada que expresaba a través de lo que mejor sabía hacer: ser él, sólo él. Hace algunos días David Bowie estrenó su nuevo disco Blackstar y hoy, sus fanáticos de todo el mundo están devastados con la noticia que tiene de luto a la música: luego de meses de lucha contra el cáncer, Bowie falleció a los 69 años.

Hablamos de premonición porque en el video de su single “Lazarus”, el creador del glam rock aparece en una cama, con los ojos vendados, al mismo tiempo que entona la frase “Mira aquí arriba, estoy en el cielo”.

Llevaba 18 meses batallando contra el cáncer, aunque era su secreto mejor guardado. Seguramente, no quería que sus fanáticos lo vieran de esa forma, sobre todo si fue capaz de grabar un nuevo disco manteniendo la excelencia musical y estética que siempre lo caracterizó.

ziggystardustchrisholmesdisneyfantasia.jpg

© Panico

La triste noticia fue comunicada hoy a través de la cuenta oficial de Twitter del cantante y apenas se supo, el mundo comenzó a llorar la partida de uno de los artistas más importantes del siglo XX. Original, transgresor y camaleónico; Bowie, su música e imagen estaban en constante evolución.

“Space Oddity” fue el álbum que lo instaló en los primeros puestos de los rankings británicos en 1969 y a pesar de que su propuesta musical y estética era extravagante, eso fue justamente lo que conquistó a sus fans. Miraba directamente a la cámara con su cabello anaranjado, mientras tocaba la guitarra sin opulencias o parafernalias.

Luego de algunos años de trabajo experimental, Bowie lanzó The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars, período en que el artista adoptó su primer álter ego: Ziggy Stardust. A través de este personaje, hizo las propuestas estéticas más emblemáticas de su carrera.

davidbowie3.jpg

© Top Tenz

Su sencillo “Fame” le permitió posicionarse en la industria musical estadounidense, tema que coescribió con John Lennon y que lo ubicó en el pedestal que, hasta el día de hoy, sólo le pertenece a él. Su carrera musical fue mutando, al igual que su imagen.

Con 14 álbumes en el cuerpo, David Bowie comienza a sonar con fuerza en las fiestas. Cuando interpretaba “Let’s Dance” o “Fashion” en sus conciertos —temas de su disco Scary Monsters (and Super Creeps)—  sus fanáticos quedaban fascinados con sus movimientos y manejo escénico: era un excelente bailarín.

Como otros artistas de su categoría, Bowie nunca se dejó de reinventar. Fue desafiante y provocativo. Se especuló mucho sobre su sexualidad, tema que también era parte de ese juego que él mismo creaba, exacerbando su aspecto andrógino con maquillaje y trajes apretados.

bowie1.jpg

© Metro 951

En un par de ocasiones reconoció ser bisexual, sin embargo, admitió que fue un error declararlo porque no quería ser catalogado por ello.

En 1992 se casó por segunda vez con la súpermodelo Iman y ella hoy llora la pérdida de su marido, al igual que todos los fanáticos y artistas  —como Madonna— que admiten que Bowie y su música “les cambió la vida para siempre”.