Según este estudio, el talento se valora más que el trabajo duro

¿El talento innato es más importante que esforzarse? Esta investigación plantea que verse relajado y natural puede dar una mejor impresión.

Seguramente has escuchado alguna vez a personas exitosas afirmando que todo lo que han logrado se lo deben al trabajo constante. También está la típica frase que dice que triunfar requiere de un 10% de talento y un 90% de esfuerzo, pero, ¿es así realmente?

Es cierto. Si dedicamos mucho tiempo y trabajo a algo que queremos lograr, es probable que nos acerquemos o cumplamos ese objetivo, pero según un estudio publicado en el boletín online Personality and Social Psychologyser visto como una persona naturalmente talentosa es mejor que parecer alguien esforzado.

¿A qué se refiere esto exactamente? El estudio dirigido por Chia-Jung Tsay afirma que las personas sí valoran el esfuerzo de otros, pero que, finalmente, preferimos observar o admirar a aquellos que son naturalmente talentosos.

Para llegar a esta conclusión, se tomó como contexto el área del emprendimiento, justamente porque existe la creencia de que más que talento, se requiere de muchísimo esfuerzo y trabajo para crear un negocio nuevo.

12028129.0.gif

© Racked

Las personas que respondieron y dieron su perspectiva sobre ello tenían poca y mucha experiencia en esa materia. Los que tenían más conocimiento o habían estado involucrados en esta área declararon que considerarían antes a una persona “naturalmente talentosa” a una que trabaja mucho, si se les requiere que contraten a alguien.

¿Puede ser que esta sea la respuesta a la falta de oportunidades u obstáculos que muchos emprendedores y emprendedoras deben enfrentar? Quizás, el poco apoyo o valoración en el mercado sea vista desde la misma perspectiva que mencionaban las personas que tenían mayor expertiz, en el estudio citado anteriormente.

¿Qué podemos sacar en limpio de todo esto? A pesar de lo que dice este estudio, el trabajo duro siempre va a rendir frutos, lo que sí podemos considerar, es que proyectar una imagen más natural puede ser una ventaja. Sin embargo, para ser natural es necesario tener experiencia, o sea, haber trabajado por ello.