El Estado Islámico y su manual para abusar de esclavas sexuales

A pesar de que fueron creadas hace casi un año por ISIS, la agencia Reuters reveló los detalles sobre las “reglas” establecidas para abusar sexualmente de las mujeres cautivas.

Cuesta creerlo, pero es una realidad a la que muchas mujeres están sometidas actualmente. Se sabe que el autodenominado Estado Islámico —este grupo extremista responsable de miles de muertes en el mundo— captura mujeres para convertirlas en esclavas sexuales, pero ahora se reveló que todos estos actos están regidos por una especie de “manual de abuso”.

Los integrantes del grupo terrorista establecieron un régimen con leyes especialmente diseñadas para regular cómo, cuándo y dónde se abusará sexualmente de las mujeres que mantienen cautivas para este fin.

A pesar de que fue creado hace casi un año por ISIS, la agencia Reuters publicó durante la tarde de ayer los escabrosos detalles que explican, paso a paso, las condiciones que se deben seguir para violar y abusar de las mujeres.

isissexslaves5.jpg

© Joe For America

La fatua —pronunciamiento legal en el Islam— fue creada para justificar este tipo de crímenes, pero según el Estado Islámico, era necesario establecer algunas reglas porque “algunos de los integrantes habrían cometido incorreciones al tratar con mujeres esclavas”. Además de brutal, es irónico, ¿no lo creen?

Los horrores que viven estas mujeres son justificables para ISIS; ellos dicen ser “propietarios” de ellas y los 15 puntos establecidos en este manual, aseguran que no exista conflictos entre los integrantes para así mantener “una buena convivencia”.

Dentro de las reglas establecidas, está la de prohibir que padres e hijos tengan sexo con la misma esclava, que el propietario no debe vender la cautiva a alguien que sepa que empleará malos tratos y que el propietario de dos hermanas no puede tener relaciones con ambas, sino sólo con una de ellas, entre otras cosas.

Como se detalla en El País, el Islam ha luchado durante décadas para abolir la esclavitud y lo establecido por ISIS es una tergiversación de ello. El portal también informa que la ONG Human Rights Watch ya había advertido previamente sobre la realidad de las esclavas sexuales de ISIS, mujeres que son vendidas o entregadas como regalos, y sometidas repetidamente a violaciones y a prácticas sexuales violentas.