Retratos de mujeres que sobrevivieron a los ataques de ácido en la India

Muestran el resultado de la crueldad de los atacantes y la lucha por vivir de las víctimas que se esconden detrás de sus cicatrices.

Ser mujer en India no es nada fácil. Constantemente, se ven enfrentadas a situaciones de violencia de género regidas por una sociedad patriarcal, son violadas y abusadas sexualmente, y también, víctimas de brutales ataques. La discriminación hacia las mujeres ahí es mortal es el país más peligroso para nacer siendo mujer.

Muchas niñas, adolescentes y adultas han sido atacadas incluso por parientes, debido a alguna disputa familiar como, por ejemplo, expresar el rechazo hacia un hombre a la hora de casarse, u otras situaciones conflictivas.

A modo de revelar esta barbarie, pero desde una perspectiva artística y esperanzadora, una estudiante de sociología llamada Will Noor retrató a varias mujeres que fueron atacadas con ácido en India. Sus caras están desfiguradas, pero igualmente, se logra ver una sonrisa que muestra el coraje y la fuerza que poseen.

Las mujeres sobrevivientes a los ataques con ácido, que se pueden ver en las fotos de la galería, trabajan en una cafetería de Taj Mahal llamada Sheroes Hangout. Un proyecto que nació de la organización Stop Acid Attacks para que desarrollen sus habilidades y se sientan en un ambiente de comunidad.

El lugar está decorado con grafitis dedicados a la mujer y fotos de retratos que aluden a campañas contra la violencia con ácido. Allí también se encuentran libros de Nelson Mandela, Ghandi, Dalai Lama y hasta de Malala. Es un espacio que las empodera y les otorga autoconfianza.

Los retratos son el resultado de la valentía de esas mujeres detrás de sus cicatrices. Esto invita a reflexionar sobre las atrocidades que suceden en algunas partes del mundo.