¿Por qué existe un día para luchar contra la violencia de género?

Aunque el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer se celebra cada 25 de noviembre, debemos reflexionar cotidianamente sobre lo que podemos hacer para prevenirla y combatirla

Imagen foto_00000001

Imagen. AP

Por Alessia di Bari /Sexóloga

El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, fue aprobado por la Asamblea General de la ONU en recuerdo del asesinato de las tres hermanas Mirabal en República Dominicana, perpetrado por órdenes del dictador Rafael Leónidas Trujillo, el 25 de noviembre de 1960. Es por esto que cada 25 de noviembre se conmemora este día.

Algunos hechos y cifras, para ponernos en contexto:

– El 35% de las mujeres y las niñas sufren alguna forma de violencia física o sexual a lo largo de sus vidas. En algunos países esta cifra asciende al 70%.

– Se calcula que más de 30 millones de niñas menores de 15 años están en peligro de ser sometidas a la mutilación genital femenina. Más de 130 millones de niñas y mujeres ya están mutiladas.

MÁS: Frases que fomentan la violencia de género y que tenemos que dejar de decir

– En el mundo, en la actualidad, más de 700 millones de mujeres se casaron cuando eran niñas, de las cuales 250 millones eran menores de 15 años. Las niñas que contraen matrimonio antes de cumplir los 18 tienen menos probabilidades de terminar su educación y más de sufrir violencia doméstica y complicaciones en el parto.

El objetivo de este día en concientizar acerca del camino que todavía nos falta por recorrer en materia de derechos humanos.

Este año, si quieres apoyar, la campaña  se llama 'Pinta tu mundo de naranja'. Son 16 días de activismo contra la violencia de género y comienza el 25 de noviembre con el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y termina el 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos.

El objetivo es llamar a la acción para ponerle fin a la violencia contra las mujeres y las niñas en todo el mundo. La ONU nos invitado a todos –hombres y mujeres de todas las edades- a difundir la campaña y organizar "actos naranjas" durante esos 16 días.

Como siempre la invitación es para reflexionar sobre dónde estamos nosotras, qué queremos y qué estamos haciendo para lograr ese mundo que imaginamos. Las cosas pueden cambiar si nos volvemos parte de la solución.

Quejarnos por el puro gusto de quejarnos no resuelve mucho; se trata de proponer soluciones, de probar alternativas, de hacernos cargo de nuestro legado.

Porque como diría el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon: "Todos somos responsables de prevenir y poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas, comenzando por eliminar la cultura de discriminación que permite que esa violencia continúe". Y le agregaría, no sólo a las mujeres y niñas, sino a todos aquellos que nos jactamos de ser humanos y habitar este planeta llamado Tierra.