Actualidad

No es él, eres tú

Él es buenísimo, y muchas veces ha mencionado un futuro juntos, pero lejos de alegrarte, te asustas más de lo normal.

Ojala esta frase no estuviera tan trillada, ni fuera la razón por la que muchas personas se dejan, porque cuando de verdad tiene significado, es tan difícil hacerle entender a la otra persona que no es una excusa, sino una confusa realidad.

Te entiendo, porque sé que has pasado años buscando una persona que te pueda querer y que se convierta en tu compañero, pero después de tanto tiempo con historias fallidas y estando sola, ahora que aparece alguien que puede hacer la diferencia, estás aterrada. Sí, lo estás.

No, él no es malo, y como extra, es bastante atractivo, no oculta lo que siente por ti y hasta te presume ante sus amigos, pero aun así todavía no has podido dejarte llevar, y sigues buscando motivos y excusas para no admitir que también tienes sentimientos por él.

Créeme que te comprendo, como no tienes idea, porque aunque quieras demostrar que no eres fría o “sin gracia” como aparentas, hay una barrera que no te deja hacerlo.

Ojalá pudieras identificar el nombre de esa limitante que te pones, quisieras que fuera miedo a ser lastimada, porque así podrías hablar abiertamente de ello, pero sabes que no es eso. Quizás es miedo a perderte, a perderte a ti misma.

Te has convertido en alguien que aprendió a disfrutar de ella misma, y aunque mamá, tus amigos o tu familia te dicen que todo sería mejor si tuvieras a alguien, sabes que vivir experiencias por tu propia cuenta te llena el alma.

Te aterra pensar que cuando él esté de completo en tu vida ya no las puedas tener, y sí, puede que vengan otras y que sean muy diferentes las que vivirán como pareja, pero jamás como todas esas ocasiones en las que has tenido la oportunidad de celebrar quién eres.

Sabes que puedes ir donde quieras, comer lo que quieres y hablar con quién deseas sin dar explicaciones a nadie. Respondes los textos que te interesan y no hay nadie que te esté haciendo reclamos porque no contestas.

Quizás cuando estén juntos ya no puedas hablar con aquel extraño del museo o con el del café, no con un interés romántico, sino porque te hace feliz conocer otros mundos y otras mentes, aunque sabes que nunca más las volverás a ver.

Él es buenísimo, y muchas veces ha mencionado un futuro juntos, pero lejos de alegrarte, te asustas más de lo normal, porque todavía estás en tus tempranos veinte, y la idea de que ya no podrás conocer diferentes personas y hacer tantas cosas que tienes pensado hacerlas por tu cuenta, te aterra.

Muchos pasan una vida completa queriendo buscar ese complemento, y aunque no soy la persona indicada para hablar de noviazgos, entiendo cómo te sientes, porque tú y yo estamos igual.

No, eso no nos hace peores personas, simplemente que hemos aprendido que el mundo es gigante, y todavía nos falta muchísimo que conocer antes de establecernos totalmente.

Tranquila, todo estará bien.

Tags

Lo Último


Te recomendamos