logo
Actualidad 28/10/2015

¿Es posible sumar mujeres a la tecnología? CEO de YouTube entrega las claves

Una de las mujeres más poderosas del mundo se refiere a la amplia brecha de género que existe en la industria tecnológica y entrega algunas claves para producir un cambio en cómo ven las mujeres este competitivo ámbito laboral.

Por : Macarena Cifuentes

Para nadie es novedad que la brecha entre hombres y mujeres es amplia en varios ámbitos y aspectos del trabajo, pero esto se agudiza aún más en el mundo de la tecnología.

Por ejemplo, en Estados Unidos, las mujeres ocupan sólo el 26% de todos los puestos de trabajo en el área tecnológica.

La CEO de YouTube y una de las mujeres más poderosas según la revista Forbes, Susan Wojcicki, indicó a la publicación que estas sombrías estadísticas que rodean a las mujeres en esta industria no sólo debe ser un llamado de atención para un cambio, sino que más bien, debería ser el próximo momento “Sputnik” de Estados Unidos:

Si las mujeres no participan en la tecnología, estarán perdiendo la oportunidad de influir en el mayor cambio económico y social de este siglo.

Para Wojcicki, reducir esta brecha pasa por mejorar la educacióncomenzando con la participación de más niñas en ciencias, ingeniería y matemáticas a una edad temprana y, a la vez, equipar con tecnología todas las salas de clases. De esta forma, se pueden derribar los mitos y percepciones negativas equivocadas de que la informática es aburrida o que las niñas no son buenas en ella.

Tenemos que dar a las niñas la oportunidad de ver lo que la informática es en realidad, necesitan ver por sí mismas cuán creativa e inspiradora es, cuán grande puede ser su impacto.

Wojcicki también considera que la industria de la tecnología debe entender las necesidades laborales de las mujeres, aplicando y creando leyes laborales que resguarden la maternidad.

De hecho, Susan fue la primera empleada de Google en tomar la licencia de maternidad, ayudó a diseñar su política y la única persona en tomar cinco de ellas mientras estaba en la empresa.

Cada una de esas licencias de maternidad ha enriquecido mi vida, mi carrera. Me dieron la tranquilidad de saber que podía volver después de pasar el tiempo que realmente quería y necesitaba en casa con mi nuevo bebé.

Las vacaciones pagadas también tienen beneficios en las utilidades de la compañía dado que aumentan la retención de personal. Cuando Google aumentó su política de licencia de maternidad pagada de 12 a 18 semanas, la empresa vio caer la velocidad con la que las nuevas madres dejan su trabajo en un 50%.

Aunque la educación y las reforma laborales de la industria son fundamentales para resolver el desequilibrio de género, Wojcicki también hizo hincapié en la necesidad de que las mujeres sean proactivas, y que tomen el control de sus carreras.