Actualidad

Besar, nada más que beneficios

Los besos no sólo te ayudan a formar un vínculo amoroso, sino que también, te hacen estar más feliz y verte más bonita.

Podemos besar a nuestra pareja o simplemente, a alguien que nos atrae, pero los beneficios son los mismos. Además de lo bien que nos hacen, los besos son una forma entretenida de comunicarnos.

Partamos por lo primero: los besos queman calorías. Sí, es cierto. Podemos quemar hasta 12 calorías por beso; esto porque nuestras pulsaciones van subiendo —normalmente tenemos de 60 a 80 pulsaciones por minuto— y con esta placentera acción pueden llegar a 150 latidos por minuto. ¡UF!

Como sabemos, los besos liberan una serie de hormonas, entre ellas la endorfina, oxitocina y adrenalina.

La endorfina provoca la sensación de placer y relajo. No por nada, la llaman la hormona de la felicidad; es el antídoto natural para la tristeza, la angustia e incluso, expertos señalan que ayuda a combatir la depresión.

La oxitocina está relacionada con el enamoramiento, los orgasmos, el amamantamiento y el parto, y la adrenalina aumenta el ritmo cardíaco y baja la presión sanguínea. Es decir, mientras más apasionado sea el beso, más adrenalina liberarás.

Además de todo lo anterior, podemos obtener más beneficios de este contacto físico tan placentero. Los besos nos ayudan a evitar las arrugas, debido a que ponemos en movimiento más de 30 músculos faciales. Es una forma natural y entretenida de cuidar nuestra piel. ¡Por favor, digámosle adiós al  bótox!

Aunque no lo creas, besar mejora la higiene de tu boca. Cuando besamos, aumenta el flujo de saliva, lo que estimula la eliminación de las bacterias e infecciones de dientes y encías.

Los besos ayudan a fortalecer el sistema inmunológico, aliviar dolores físicos, disminuir el estrés y existe la creencia de que alargan la vida. Según yo, ninguna medicina tiene tantos beneficios juntos. Increíble, ¿o no?

Tags

Lo Último


Te recomendamos