Actualidad

El día en que tu hija te dijo que quería ser como Kim Kardashian

Como sale en Instagram, es importante. Como es importante, ella quiere ser como ella. ¿Qué está pasando?

“Ale, ¿qué quieres ser cuando seas grande?” A pesar de que odio esa pregunta, todos tuvimos que responder a ella alguna vez durante nuestra infancia. Cuando mi mamá me preguntó eso, no lo pensé dos veces y le dije que quería ser dentista y soltera.

Ella me miró con cara de sorpresa e hizo un gesto para que me explayara un poco más. Yo le dije que me gustaba lo que hacían los dentistas y que tenía que ser soltera o si no tendría demasiadas cosas que hacer.

¿Qué tal? Aunque mi realidad de hoy es bastante distinta —sólo por lo de ser dentista— ya tenía claras mis prioridades. Me gustaba disfrazarme de princesa, pero sabía que eso no bastaría para ser alguien en la vida.

Ahora me pregunto qué pasaría si soy mamá en un tiempo más y se me ocurre hacerle esta pregunta a mi hija. Obviamente, me encantaría que dijera que quiere ser algo distinto a una princesa: una mujer profesional, importante y empoderada.

Pero no; resulta que tu hija fue al colegio en la mañana y luego de ir a clases, te cuenta que hicieron una actividad en que cada niña o niño tenía que decir cuál sería su profesión favorita.

“Yo quiero ser como Kim Kardashian“. Ok, antes de decir nada, hay que pensar bien en qué le vas a decir. Quizás te diga que le gustaría ser como ella porque es famosa o porque es mamá, pero ella quiere ser como Kim Kardashian porque tiene el trasero grande y millones de seguidores en Instagram.

Sí, es probable que arda troya, pero las mamás son mamás y tienen que tratar de entender a sus hijos. “Hija, no es necesario tener el trasero grande y seguidores en Instagram para que los demás te admiren, hay cosas más importantes“.

“La profesora me dijo que las personas importantes están en los libros de historia, y como ahora nadie lee libros, hay que ver las que son importantes en Instagram”.

Aunque no podemos comparar a Kim Kardashian con otros personajes que han logrado azañas históricas, los niños ven las cosas simples.

Están hiperconectados y a partir de ese exceso de conexión, desechan los contenidos que no les llaman la atención y recalcan los que les parecen relevantes. Quizás, hablamos demasiado de Kim Kardashian, ¿no lo creen?

Tags

Lo Último


Te recomendamos