Actualidad

Cuando terminar una relación te hace más sabia y madura

No quieres saber nada de él porque te hizo daño, pero la vida sigue y te armas de valentía para seguir.

Tu pareja se comporta extraño hace unos días y algo sospechas. Aún no le quieres decir nada, piensas que puede ser estrés del trabajo o cansancio, no quieres pensar que es la relación la que está en peligro.

Un día llega a tu casa, está extraño de nuevo y no es capaz de mirarte a los ojos. Como ya no aguantas la incertidumbre, decides preguntarle cuál es su problema.

Primero te dice que no es nada, que todo está bien y que sólo está cansado. Tú sabes que no es eso, pero prefieres creerle, porque no soportas la idea de que termine contigo, no puedes aceptarlo.

Se va de tu casa luego de una comida incómoda y rara, sin decir nada, sin darte ninguna pista, aunque tú ya sabes lo que se viene. ¿Qué hacer? ¿Prefieres plantearle el tema o vas a esperar a que diga algo?

Como sospechaste, no tuvo la suficiente valentía como para decírtelo a la cara; usó el recurso más cobarde que se puede usar para terminar una relación importante: WhatsApp.

Nefasto. Estás muy triste, no quieres saber nada de él porque te hizo daño, pero la vida sigue y te armas de valentía para seguir con tus proyectos. Sabes que tienes cosas pendientes y ocupas tu mente en desarrollar todas esas ideas.

Estás bien, ya no te acuerdas mucho de él y has logrado cosas importantes. De pronto, aparece arrepentido, rogándote que lo perdones y tú no sabes qué hacer. En realidad, sí lo sabes; estás bien así porque te diste cuenta de que lo que tenías con él no era realmente lo que necesitabas en ese momento.

Cuando terminó contigo, te diste cuenta de que tú también tenías que crecer, arreglar algunos temas pendientes. Tomaste las riendas de tu vida y enfrentaste tus problemas, pero él no lo hizo y eso es justamente lo que te hizo descartar toda opción de volver o retomar la relación.

A veces insistimos en algo o alguien, aunque sabemos que no es lo correcto. Tratamos de probarnos a nosotras mismas lo valiosas que somos, enfocándonos en la aprobación o desaprobación de los demás.

Eso no sirve. Sabes lo valiosa que eres, sólo se te olvida. Cuando terminas una relación y creces, significa que eres más madura, que sabes lo que quieras y que no estás dispuesta a dejar que nadie más te pase a llevar. Nunca.

Tags

Lo Último


Te recomendamos