A 60 años de su muerte: el atractivo estilo de James Dean

Cara de niño lindo, con una personalidad rebelde que derretía a las mujeres. Así era James Dean, el famoso actor ícono de la época dorada de Hollywood.

Un hombre joven y atractivo, un rebelde sin causa que conquistaba a mujeres —se rumorea que también a hombres— con su actitud irreverente y su cara de niño bueno.

Hoy se cumplen 60 años de la muerte del famoso actor James Dean, un ícono de los años 50 que tuvo una vida corta, pero intensa.

A los 24 años, Dean murió en un trágico accidente automovilístico, hecho que lo suma a la lista de actores famosos que han recibido reconocimientos póstumos y que lo eleva al estatus de estrella legendaria de la época dorada de Hollywood.

Su carrera como actor comenzó con participaciones secundarias en películas como Sailor Beware y Has Anybody Seen My Gal? Su papel como Cal Trask en East of Eden lo catapultó al estrellato, rol que incluso le valió una nominación a los premios Óscar.

Aunque James Dean tenía una apariencia inocente, su personalidad era impredecible y misteriosa. Su rol en la famosa película Rebel Without a Cause exacerbó su imagen de chico malo, la que también resultaba totalmente irresistible para las mujeres.

jamesdean645x510.jpg

© Cinergética

Tenía facciones atractivas y lo sabía. Usaba chaquetas de cuero, camisetas blancas que mostraban sus brazos tonificados y siempre tenía un cigarrillo en la boca. Le gustaban los autos y las motocicletas, y cuando estaba al volante, se vestía acorde a la ocasión.

Su sexualidad también fue motivo de conversación. Algunos escritores han relatado en diversas biografías, que Dean no sólo era un galán con las mujeres, sino que también tenía aventuras homosexuales.

Éste, es solo uno de los tantos mitos que existen sobre el actor. Se rumorea que el accidente de auto en el que murió podría haber sido un suicidio planeado y Elizabeth Taylor, años después de la muerte de su amigo, reveló que Dean le había contado que a los 11 años había sido víctima de abusos sexuales por parte del pastor de una iglesia.

James Dean es un ícono, y de hecho, muchos actores han tratado de imitar su estilo. Su look ha trascendido en el tiempo; James Franco y Justin Bieber han reconocido que Dean ha sido su inspiración para definir su propia imagen y estilo de vestir.