Disfraz de Caitlyn Jenner desata polémica

Una compañía de disfraces ha decidido aprovechar uno de los sucesos más importandes del 2015 para sacar ganancia. El problema es que decidió hacerlo con una figura transgénero.

Halloween es la temporada para que aparezcan, al por mayor, todos esos “disfraces sexys” sin sentido. Y puede que eso no nos encante, pero el hecho de que una empresa llamada Spirit Halloween tenga planes de vender disfraces de Caitlyn Jenner, es indignante. Parece una jugada para ganar dinero fácil, que no tiene nada de tacto o buen gusto. Además de que es un intento flojo, que se aprovecha de que una buena parte de la socielad es transfóbica.

Sin embargo, para Trisha Lombardo, como reporta el Huffingtonpost la jefa de relaciones públicas de esta empresa no lo encuentra problemático:

En Spirit Halloween, creamos una gran variedad de disfraces que a veces están basados en celebridades, figuras públicas, héroes y súperheroes. Sentimos que Caitlyn Jenner es todos los anteriores y que debería ser celebrada. Su disfraz refleja exactamente eso.

Hay muchos problemas con este disfraz. Puede que la intención de la empresa haya sido una de celebración hacia Jenner, sin embargo, la convirtieron en un disfraz transfóbico.

Vincent Villano, del Centro Nacional para la equidad de Transgénero, expresó sus dudas:

No hay una forma de buen gusto para “celebrar” a Caitlyn Jenner o respetar a las personas transgénero a través de un disfraz. En especial, la noche del año en que la gente usa su imaginación más retorcida para pretender ser villanos y monstruos.

Va un poco más allá de eso. Están los que buscan disfrazarse para asustar, también hay quien lo hace para impresionar, pero son los más los que lo hacen por hacer algo gracioso. Es ahí donde surge la mayor problemática con este atuendo.

La conmoción en Internet ha sido tanta, que se ha comenzado una petición en Change.org para que este disfraz no sea vendido.

La organizadora, Addison Rose Vincent explica porqué fue muy mala idea:

Si, como su jefa de RP Trisha Lombardo dijo en una entrevista, Caitlyn Jenner es una heroóna y es celebrada en la cultura actual, pero eso no una excusa para explotarla a ella y a la transfobia. Para hacer un disfraz de una identidad marginalizada reduce a la persona y comunidad a un estereotipo para que las personas privilegiadas abusen. En este caso, si continúan con la producción de este disfraz, la gente que lo compre lo hará para burlarse de ella y de su comunidad. Parece una mejor idea evitar hacer de cualquier persona en la comunidad un disfraz para obtener ganancia. No conviertan a Caitlyn Jenner en un disfraz, la única ganancia será más trasnfobia y marginalización de una comunidad que ya estaba en riesgo.

Quizás sea importante recalcar aquí, que el sentido del humor es una responsabilidad. Tiene que haber un equilibrio del status quo. En otras palabras, uno no puede burlarse de otros si no se ha burlado de sí mismo. Ojalá este disfraz deje de ser producido y vendido pronto. Hasta ahora, la petición se acerca a las 10,000 firmas.