Kayla Kosmalski, la nueva modelo de GAP

Esta pequeña se une a la genial campaña de GAP que demuestra que todas las niñas pueden hacer lo que más les guste.

Hay veces que las marcas deciden hacer publicidad. Hay veces que se comprometen a hacer publicidad de impacto social. La marca GAP se unió a la comediante Ellen Degeneres para hacer una campaña para empoderar a las niñas para hacer lo que les gusta. En ella, aparecen desde niñas interesadas en las matemáticas, batería, patinaje, negocios, batería, y básicamente, lo que quieran.

Todo eso es genial, nos encantan las campañas dirigidas al empoderamiento de las niñas, sin embargo les faltaba un poco de diversidad en su campaña. Ahí es donde entra la organización Changing the face of beauty, que se preocupa y se encarga de que las personas con capacidades diferentes sean más representadas en los medios y de mejores maneras.

Y ya que GAP x Ed tiene el propósito de:

Alentar a las niñas de todos lados a ser ellas mismas, hacer lo que las hace felices y sentirse orgullosas.

Parece ser que la marca y la organización podrían hacer un gran equipo. Este fin de semana organizaron un desfile de modas celebrando el regreso a clases donde 14 niñas modelaron, 4 de las cuales tienen capacidades diferentes. Entre ellas, Kayla.

[vimeo]https://vimeo.com/137061267[/vimeo]

Su madre, Amy Kosmalski admitió para Mighty:

La campaña de GAP es increíble. Está enseñándole al mundo que nuestros niños son más parecidos que diferentes y que merecen las mismas oportunidades que otros. Claro, Kayla tiene síndrome de Down, pero es lista y graciosa y pícara como los demás niños.

112213487933716574461594788793779406573497n.jpg

(C) Changing the face of beauty

Aumentar la visibilidad de las personas con capacidades diferentes es una gran labor, y Kayla se une a una reciente tradición de modelaje que iniciaran Jamie Brewer y Madeline Stuart, quienes ya habían incursionado en el modelaje recientemente.

Es una maravilla encontrarnos con campañas de marcas que más que vender, deciden también impactar a la sociedad. Ojalá todos los involucrados nos sigan inspirando. A final de cuentas, una campaña o un comercial pueden parecer cosas pequeñas, pero están en todos lados y muchos aspectos de nuestras vidas. Sí nos afectan y también pueden trabajar por una sociedad mejor y más incluyente.