Por qué tenemos que dejar de vivir en el pasado

Aunque tu cuerpo esté en el aquí y ahora, tu mente sigue viviendo y rememorando experiencias del pasado.

¿Quieres ser feliz? Si tu respuesta es positiva, lo más probable es que quieras vivir esa felicidad ahora mismo y no en el pasado. Por más ilógico que suene, esa es la dinámica mental que estás siguiendo cuando vives pensando en lo que ya fue.

“Hace tres años viví el peor momento de mi vida, hace un año y medio fui completamente feliz y mañana creo que será un buen día”. ¿Qué pasa con hoy?

Los seres humanos solemos pensar en lo que hemos vivido, en nuestras experiencias y es algo completamente normal. Cada uno de nosotros tiene un mapa lleno de caminos asociados a sentimientos y cuando tenemos que tomar decisiones, acudimos a ese mismo mapa para “irnos a la segura”.

La noticia es que ya no eres la que eras antes, ya no vives en el año 2009 y ya no tienes por qué regirte por cómo fuiste o por cómo crees que serás. Si quieres vivir pensando en el pasado, no pidas tener alegrías en el presente.

photo2568881280.jpg

(cc) jarmoluk / Pixabay

La única forma de lograr esto sería que tuviéramos poderes para viajar en el tiempo, pero no los tenemos. Estamos aquí y ahora. Yo estoy escribiendo esto en este mismo segundo y ustedes lo leerán en su propio presente.

Deja de torturarte por lo que hiciste, por lo que no hiciste o por las cosas que pasaron ayer o hace diez años. Ahora eres tú y el mundo; tú decides qué harás con ese tiempo que tienes, que es sólo tuyo.

Si quieres vivir momentos buenos y felices, tienes que estar aquí. Si tu atención no está en el presente, tendrás que conformarte con un recuerdo de la alegría que sentiste algún día.

De vez en cuando es necesario mirar hacia atrás, porque podemos aprender, pero la idea es que tomemos esos recuerdos, sigamos adelante con ellos, los guardemos en una pequeña cajita que siempre estará ahí, pero que no ocupará nuestra mente las 24 horas del día.