10 cosas que te pasan cuando tu mente es inquieta

Algunas mentes no pueden mantenerse en el mismo lugar… ¿te identificas?

Si tu mente va más rápido que tus pasos, si sueles hacer varias cosas al mismo tiempo, si mientras haces una cosa comienzas a pensar en la siguiente, entonces tienes una mente inquieta, y seguramente te identificas con situaciones como éstas:

Te cuesta trabajo tomar ciertas decisiones

Y no porque ninguna de las opciones te guste, sino porque todas tienen su encanto y tu mente no puede evitar saltar de una a otra. Para tu mente, la jornada de cada día es una danza.

Olvidas las cosas que no te interesan

Tu mente está demasiado ocupada poniendo atención a lo que te gusta, como para concentrarse en cosas aburridas (lo cual no quiere decir que no seas capaz).

Sueñas con los ojos abiertos

Eso de soñar despierto es muy de mentes inquietas. Como Walter Mitty, el mundo podrá estar en calma, pero en tu mente hay una revolución.

La gente te considera distraído o despistado

No es que las cosas se te olviden, sino que estás pensando en cosas más importantes que las llaves de tu auto (esas que acabas de extraviar, justo como te sucedió la semana pasada).

Cambias de opinión con frecuencia

Eso de apegarse a los planes no siempre es lo tuyo, ¿cierto? Es de sabios (y de mentes inquietas) cambiar de opinión.

Te divierte hacer listas

Para refrescarte la memoria, para tener a la mano tus pendientes, para poner un poco de orden en la fiesta mental con la que vives a diario.

2201551442d0034dfba5b660x650.jpg

(cc) Pete Boyd / Flickr

A veces olvidas qué habías ido a buscar a la cocina

O a la habitación o a la oficina. Tu mente, de pronto, cambió de carril y no te pasó el memo.

Te gusta cambiar de look

Eso no quiere decir que no tengas un estilo definido, sino que te sientes más cómodo si pruebas con tendencias diferentes, con nuevos peinados. Tal vez hasta seas de los que se cambian de ropa 2 o 3 veces antes de salir de casa.

Lees y escribes más que la mayoría

Porque leer y escribir es una forma de comunicarte contigo mismo, y a tu mente le fascina la comunicación interna.

Tienes buena memoria

¿Quién dijo que tener memoria selectiva es tener mala memoria? Si tu mente es inquieta, seguro tienes buena memoria (para las cosas que en verdad te importan).