Fotografías muestran efecto de discriminación en todas sus formas

Paula Akpan and Harriet Evans son las autoras de “I’m Tired”, un proyecto fotográfico que expone cómo afecta la discriminación cotidiana.

“Estoy cansada de que me pregunten en qué momento supe que era gay”. Comentarios, preguntas y miradas que incomodan, que tocan temas privados que no hay por qué compartir con los demás.

El proyecto fotográfico de Paula Akpan y Harriet Evans se basa en estas “microagresiones” que por más insignificantes o normales que parezcan para algunos, para otras personas se traducen en sufrimiento.

La serie de imágenes “I’m Tired” (estoy cansado) muestra a distintas personas exhibiendo por escrito, en su propio cuerpo, las distintas agresiones o discriminaciones a las que se han visto expuestas durante su vida.

Las autoras llaman “microagresiones” a todas esas formas de división social que la misma sociedad provoca; misoginia, racismo, estereotipos, homofobia y etiquetas que tratan de catalogar o encasillar a las personas.

Como se cuenta en un artículo de Bustle, la inspiración de Paula Akpan y Harriet Evans para este proyecto fue esta forma “pequeña” de discriminación, que muchas veces se deja pasar o se considera como algo “socialmente aceptado”.

Las imágenes muestran a las personas de espalda, lo que según expresan los autores del proyecto en el artículo citado anteriormente, es intencional:

Quisimos mantener el anonimato de las personas como algo simbólico, para demostrar que la “microagresiones” pasan a llevar las identidades de las personas.

Vivimos en una sociedad que ama encasillar y poner etiquetas, pero en realidad, eso es lo que hace que la vida de muchas personas sea mucho más difícil de lo que debería ser.