Falta de mujeres en tecnología, un problema de políticas empresariales

Un estudio llevado a cabo por el equipo de Linkedin explica que la brecha de género en el rubro tecnológico también tiene que ver con las preferencias arbitrarias de cada empresa.

Hay varias teorías que tratan de explicar la poca presencia de mujeres en los rubros tecnológicos. Algunos lo atribuyen a la brecha de género, otros al supuesto “poco interés” que tienen las mujeres por este ámbito profesional, pero la realidad también tiene que ver con otros aspectos.

Como punto de partida, es necesario exponer que la empleabilidad de las mujeres en las empresas de tecnología no sólo se debe al hecho de que haya más hombres que mujeres “disponibles”, sino que a las políticas empresariales y su influencia a la hora de contratar a sus empleados.

Un estudio reciente hecho por el equipo de Linkedin, plantea que muchas veces son las mismas empresas las que hacen diferencia en este sentido; las que no pertenecen al rubro tecnológico suelen contratar a más ingenieras informáticas que las empresas tech.

Luego de analizar la información en sus redes de contactos, los encargados de este estudio concluyeron que en empresas relacionadas a la salud, hay un 32% de mujeres trabajando en informática, versus un 20% de empleadas femeninas en las industrias tecnológicas.

digital3880751280.jpg

(cc) geralt / Pixabay

De las mujeres que sí trabajan en empresas tecnológicas, por lo general, son contratadas para puestos relacionados al e-learning y a Tecnologías de la Información, y no a seguridad de la red o gaming.

Aunque este estudio se limita sólo a la información disponible en las redes de Linkedin, de todas formas, entrega información muy útil para el entendimiento de la poca diversidad de género que hay en la tecnología.

Como se expone en un artículo del portal Fusion, muchos ejecutivos, sobre todo los que tienen gran influencia en Silicon Valley, excusan la brecha de género en la tecnología planteando que son “muchas las mujeres que dejan sus puestos en el camino”.

Sin embargo, este estudio deja claro que esta diferencia no se hace en todas las empresas, sino que en aquellas —sobre todo, las del área tecnológica— que privilegian la contratación de hombres sobre mujeres en los puestos relacionados a la informática.