Recomendaciones para el “after-office”

¿Tuviste un día pesado en la oficina? Esto es lo que puedes hacer para relajarte.

Hay días (generalmente los lunes) en los que no te alcanzan 8 horas de trabajo para ponerte al día con todo lo que debes hacer y terminas más estresado de lo normal. En estos casos, salir corriendo de la oficina está en tu cabeza desde antes de mediodía y ya te estás saboreando el momento de aventar los papeles y relajarte.

El término de after office se puso de moda en Estados Unidos por la oportunidad de negocio que vieron los bares y cafeterías, ofreciendo la famosa “hora feliz” en la que las bebidas tenían descuento a partir de las 6 de la tarde.

Una moda que hemos adoptado en muchos lugares; salir de la oficina y estacionarnos en algún lugar de la zona por una cerveza fría o unos snacks con los compañeros.

Pero además de la cerveza, hay otras actividades after office que puedes llevar a cabo:

  • Ir al gimnasio a liberar endorfinas. Y si después de la rutina haces un buen estiramiento, tus músculos quedarán más que relajados para que puedas dormir como princesa o rey.
  • Puedes un día dejar el auto en casa para que sea una obligación caminar un poco al salir de la oficina.
  • En tu caminata puedes aprovechar para visitar un parque cercano y tener algo de contacto con la naturaleza. Cuando llegues ahí, respira profundo varias veces para recuperar el oxígeno que pierdes encerrado en tu oficina.
  • Si tienes novio, cítalo en un lugar que no sea tu casa o la de él. Véanse en una plaza o cafetería.
  • Regálate algo que no hagas de manera normal, como una tarde en un spa o una sesión de masaje. Incluso puedes programar una cita para un corte de cabello después de la oficina. Eso te hará sentir muy bien.
  • Llega a tu casa y desnúdate. Por muy raro que suene, es increíblemente relajante andar sin ropa por tu propia casa. Sólo asegúrate de tener las cortinas cerradas.
  • Una copita de vino tinto te caerá de maravilla. Checa los beneficios que tiene para ti esta bebida.
  • Para las chicas, nada más rico que llegar a casa, quitarte el maquillaje y ponerte una mascarilla. Prepara una con lo que tengas en tu alacena, acá puedes checar unas recetas.
  • Leer es de lo más recomendable, sobre todo si terminaste arrugado(a) del estrés. Busca una novela o un tema que te guste mucho y lee unas páginas al día.

Sólo recuéstate. La televisión puede acompañarte, pero evita las noticias porque sólo te llenarán de angustia.

¿Qué otras opciones te vienen a la mente para relajarte después de un largo día de trabajo? Compártelas en un comentario. J