Actualidad

Frases que te ayudarán a elevar tu autoestima

No puedes aumentar tu autoestima con cosas externas ni no sientes real amor y respeto por lo que eres internamente.

Hay días en que nos sentimos particularmente felices, y es precisamente en esos días en que nos damos cuenta de que no es tan difícil disfrutar la vida y pasar buenos momentos.

Si nos sentimos tan bien así, ¿por qué tenemos que pasar otros días sintiéndonos totalmente miserables e infelices? Aunque podríamos decir que las circunstancias de la vida pueden afectar la perspectiva que tenemos sobre un día en particular, en realidad, nosotros seguimos siendo los mismos.

La autoestima tiene que ver mucho en esta dinámica. Si tu amor propio es pobre, vas a culparte a ti misma si te sientes mal o miserable, y si todo está bien y te sientes feliz, lo más probable es que digas que ese día tuviste suerte o que todo está a tu favor.

En realidad, eres tú misma la que está a tu favor, no el mundo, el universo o las estrellas. Lo primero que debemos hacer para tener una buena autoestima es hacernos responsables de lo que somos y de lo que hacemos.

Una vez que sabemos que somos nuestra propia responsabilidad, también podremos tener más días buenos o momentos felices, simplemente porque sabemos que eso sólo depende de nosotros mismos.

Si te envías mensajes negativos a ti misma constantemente, vas a atraer cosas negativas. Si te tratas con cariño y compasión, vas a saber que tu única responsibilidad es estar bien contigo misma.

Me quiero, me acepto, me respeto

¿Qué necesitas pasa ser feliz? ¿Es dinero? ¿Son títulos universitarios? Si quieres, puedes considerar estas cosas como un complemento, pero es imposible encontrar la felicidad en algo si no la sientes primero internamente.

Si te sientes infeliz y para compensar esa sensación vas a comprar cosas, lo más probable es que después de un tiempo vuelvas a sentirse de la misma forma porque eso que compraste ya va a haber satisfecho momentáneamente tu infelicidad y poco amor propio.

Repítete a ti misma que te quieres, te aceptas y te respetas. Date un tiempo cada día y pronuncia estas palabras en tu mente o en voz alta, hasta que te convenzas que te tienes que querer y que para eso, también debes respetarte y aceptarte tal y como eres.

No puedes ser otra persona, porque naciste en ese cuerpo y tienes esa alma. Si tratas de ser como otros, comenzarás a perderte y no podrás reconocer más tu propia esencia. 

Tags

Lo Último


Te recomendamos