Meryl Streep pide igualdad al gobierno mediante una carta

La tres veces ganadora de la academia, escribió al congreso para pedir una enmienda al congreso de Estados Unidos que garantice una verdadera igualdad de género.

No todos los días se recibe una carta del puño y letra de Meryl Streep. Pocos son los afortunados, sin embargo, miembros del congreso de los Estados Unidos tuvieron la suerte de recibir una esta semana. La tres veces ganadora del Óscar, pide a los miembros del congreso apoyar la enmienda por los derechos igualitarios.

Esta enmienda tiene una historia un tanto trágica, pues tras ser escrita en 1920, no fue aprovada por el Congreso sino hasta 1972, para ser aplicada hasta 10 años después. Sorprendentemente, esta no llegó a la consitución, ya que ha sido ratificada por 35 estados, tres menos de lo que se necesita para estar en la Constitución.

Qué dice la enmienda

Según NYMag, se refiere a lo siguiente:

La igualdad de los derechos bajo la ley no será negada o limitada por los Estados Unidos o por cualquier estado por razón de sexo.

Por increíble que parezca y aunque estemos muy lejos de la época de las sufragistas, esta enmienda no ha llegado a un documento tan importante. Así que Streep escribió la siguiente carta a los miembros del congreso:

Una nueva generación de mujeres y niñas hablan sobre la igualdad —salarios equitativos, igual protección contra el abuso sexual, los mismos derechos. Les escribo para que se levanten en pro de la igualdad —por su madre, hija, hermana, esposa o usted mismo— al apoyar activamente la Enmienda por los derechos igualitarios.

Cada carta, está acompañada por una copia del libro Equal means Equal (Igual significa igual), de Jessica Neuwirth, quien es la presidenta de la coalición por esta enmienda.

Una de las primeras en demostrar su apoyo ha sido la congresista Jackie Speier, agregando el comentario de que esta enmienda debía estar lista hace mucho.

El tiempo está maduro para ratificar la Enmienda de los derechos igualitarios. Setenta por ciento de la población que ha sido encuestada piensan que ya la tenemos en la Constitución y se sorprenden de que no.

Justo cuando algunos piensan que no necesitan el feminismo, algunos más notamos que parte del terreno ganado es ilusorio. Lo único en lo que no estoy de acuerdo, es con el argumento de “hazlo por tu hermana, amiga, esposa… etc”, no hay que dejar de lado la razón fundamental: todos somos seres humanos y merecemos mismos derechos y obligaciones.