Claudia Ancapán, la transexual discriminada por universidad chilena

Se sobrepuso a los obstáculos de la vida y la sociedad. Hoy es la directora de la Organización Camión Rosa que vela por la diversidad sexual y los derechos femeninos.

En los años 90 ser transexual era aún más difícil que en la actualidad. Esta es la historia de una mujer que ha tenido que luchar contra la discriminación, la violencia y la falta de oportunidades por su condición.

Claudia Ancapán, según un reportaje de El Desconcierto, es una mujer luchadora y transgresora. A los 5 años supo que era mujer, pero una niñez dentro del círculo evangélico le creo un temor enorme por revelar quién era realmente.

Su escolaridad la pasó en un colegio católico, donde las trabas y limites en su personalidad se agudizaron, según explica al portal:

Estuve muy expuesta en la infancia a la religión en sí. Siempre me limitaron desde el miedo, me decían que me iban a golpear afuera, que no me expresara como era porque me iba a pasar algo.

Logró entrar  a estudiar obstetricia en la Universidad Austral, pensando que por fin podría ser quien siempre quiso. Pero según explica fue todo lo contrario.

El medio era muy transfóbico, desde compañeros a profesores y profesoras, tengo que decirlo como es. Yo viví discriminación en la Universidad Austral de Chile.

Pero lejos de bajar los brazos ante el desafío, Claudia se levantó y decidió seguir con sus estudios, que incluso se vieron pausados por una fuerte golpiza por parte de un grupo neonazi que la mantuvo un mes fuera de las aulas.

Para Ancapán la experiencia en la Universidad le abrió un enorme espectro de oportunidades para adquirir conocimientos sobre su condición trans.

Se me abrió un abanico de conocimientos para entender cómo aprender a desarrollarse. También pude aprender sobre transexualidad médica, estudiarla, poder entender mis orígenes. Yo también quería saber desde siempre quién diablos era, mis padres y amistades no tenían respuestas. Yo simplemente era la Claudia.

Sin embargo, y según expone el articulo de la periodista Vanessa Vargas Rojas, Ancapán no asistió a la ceremonia de titulación, ya que la Universidad no reconoció su verdadera identidad.

En la actualidad y luego de sobrepasar un gran número de circunstancias adversas como despidos de trabajos tan solo por su condición, Claudia se desempeña en su profesión y además como directora de la organización Camión Rosa, que vela por la diversidad sexual y el respeto por los derechos de la mujer.