Natalie Portman exige una directora en su próxima película

La actriz retrasó el rodaje del largometraje “On the Basis of Sex”, ya que quiere ser dirigida por una mujer.

Cuando pensábamos que era imposible amar más a Natalie Portman, la actriz aparece y nos sorprende otra vez. Y es que la actriz es una de las pocas estrellas que utiliza su estatus para poner en la palestra los problemas sociales.

Esta vez la actriz del Cisne negro, nos llenó de orgullo femenino al decidir retrasar el rodaje de una película, por considerar que esta debía ser dirigida por una mujer. Hablamos del largometraje On the Basis of Sex, que contará la historia de la jueza norteamericana Ruth Bader Ginsburg, quien se ha destacado por luchar a favor de la equidad de género y los derechos homosexuales.

ruthbader.jpg

(cc) Frank Balsinger / Flickr

Según informó la revista Vanity Fair, fue Bader quien reveló la decisión de Portman en la pasada convención de la American Constitution Society, donde comentó que:

Natalie Portman se acercó a hablarme sobre esto, y tuvimos una muy buena conversación. Y una cosa muy interesante en la que insistió es la que ha mantenido el proyecto detenido por un tiempo.

De acuerdo a lo informado por la revista, la ex princesa Amidala, le expresó a la jueza norteamericana que era necesario darle el espacio a una mujer para dirigir la película, ya que las oportunidades en la industria son muy pocas.

Quiero que el director sea una mujer. No hay suficientes mujeres en esta industria y hay muchas con talento allá afuera.

Y al parecer la petición de Natalie fue escuchada, ya que todo apunta a que la cinta será dirigida por Marielle Heller, quien recientemente estuvo a cargo de la dirección de The Diary of a Teenage Girl.

Recordemos que esta no es la primera vez que Portman alza la voz por la equidad de género. Hace unos días conocimos sus dichos en contra de la industria cinematográfica por su sexismo. Y es que estás cosas hacen que nos sintamos orgullosas de ser mujeres, sin duda un ejemplo a seguir en un mundo donde se cree, seguimos siendo el sexo débil.