Lo positivo o negativo de trabajar con tu mejor amiga

Tener a tu “BFF” como compañera de trabajo puede ser algo muy positivo, aunque a veces, los problemas laborales pueden perjudicar una linda amistad.

¿Han escuchado esa frase que dice que “no hay que mezclar los negocios con la vida privada”? Bueno, como nada es demasiado blanco o demasiado negro en esta vida, puede que para algunos sea correcto aplicar esta idea y para otros, no tenga ningún sentido porque han tenido una experiencia distinta al respecto.

La mayoría de las veces, la relación que tenemos con nuestros verdaderos amigos, esos que conocemos desde pequeñas y que nos han acompañado toda la vida, no tiene mucho que ver con el trabajo.

Llegar a un nuevo trabajo y encontrar a una persona que puede ser una amiga en el futuro, es distinto a que si tu mejor amiga llegara a trabajar al mismo lugar en que tú estás.

Hay personas que amarían esta idea; qué mejor que estar todo el día con la mejor amiga, contar con ella siempre, tener momentos de relajo en las horas de recreo en la oficina o contarle nuestras penas cuando nos levantamos de malas por la mañana.

2235981139672b37b4a9z.jpg

(cc) Rachel Titiriga / Flickr

Sin embargo, para otros, esto puede ser un problema. Todos sabemos que tenemos amigas que por más que adoremos, jamás serían las compañeras de trabajo ideales.

Lo mismo ocurría en el colegio, no siempre hacíamos trabajos en grupo con nuestras amigas porque sabíamos que no había compatibilidad en ese sentido.

La otra situación que podría ocurrir es que a una amiga y a ti se les ocurra emprender un negocio juntas. Al empezar desde cero, los tiempos son muchos más intensos, se tratan temas que, por lo general, uno no trata con las amigas, como el dinero o la inversión.

Para que todo resulte bien, es importante fijar límites y tomar el trabajo en serio, sin mezclar los sentimientos o emociones de la amistad. Puede que sea difícil, y que después de un tiempo, las dos se den cuenta de que será mejor que cada una siga su camino aparte.

Por otro lado, también está la posibilidad de que se lleven increíble en los dos aspectos y que tu mejor amiga sea la mejor compañera de trabajo que has tenido.

Lo importante es que si hay una linda amistad que está en riesgo por un trabajo, es necesario revisar las prioridades que tenemos en la vida antes de tomar cualquier decisión.