Tessa Evans, la niña que tendrá una nariz por impresión en 3D

La pequeña nación con una extraña malformación. Su nueva nariz no le dará el sentido del olfato, pero ayudará a que luzca un rostro normal. Advertencia: las imágenes pueden resultar impactantes.

La historia de Tessa Evans es un claro ejemplo cómo las personas se pueden beneficiar de los los increíbles avances tecnológicos que se han desarrollado en el último tiempo. Ya no hablamos sólo de cirugías estéticas reconstructivas, sino que de verdaderos órganos que simulan a los reales y que pueden cambiar la vida de una persona de forma rotunda.

La pequeña Tessa Evans de dos años nació con una malformación llamada arrinia, condición que no le permite tener sentido del olfato, ni nariz. Sin embargo, gracias a la tecnología de impresión en 3D, ahora podrá tener una implante de nariz que simula una normal y corriente.

29512f29000005780imagem61433322908217.jpg

© Caters News Agency

Según una nota de Publimetro, los médicos a cargo de la operación diseñaron un implante especial para la forma de su cráneo, y para llegar al resultado final, se harán varias operaciones para ir modelando su nariz.

A pesar de que Tessa no podrá percibir olores, su aspecto físico será más parecido al de otras personas y su malformación será mucho menos notoria una vez que los procedimientos hayan terminado.

29512fff000005780imagem311433323182318660x650.jpg

© Caters News Agency

Como se detalla en Daily Mail, la niña ya fue sometida a una primera operación que resultó exitosa, y a medida que vaya creciendo, los médicos irán modelando su nueva nariz poco a poco.

Según declararon sus padres a este sitio, el objetivo es evitar que Tessa pase por una operación más invasiva cuando sea mayor, es por eso que decidieron hacerlo por pasos mientras ella todavía sea una niña.